Más del 97% de los alimentos en la UE cumplen la normativa sobre residuos de pesticidas

Más del 97% de todas las muestras analizadas en último programa de control sobre la presencia de residuos de pesticidas, a escala europea, cumplen la normativa. Según el informe publicado por la Autoridad Europea de Seguridad de los Alimentos (EFSA) de 2012, más del 54% de las muestras están libres de cualquier rastro detectable de los productos químicos y un 43% de las muestras tienen niveles de residuos por debajo de los máximos establecidos en la normativa comunitaria.

El informe se basa en el análisis de casi 79.000 muestras de alimentos llevadas a cabo por los 27 Estados miembros de la UE, Islandia y Noruega. Se han llevado a cabo dos programas: uno nacional, diseñado por cada país y otro programa coordinado por la UE.En 2012, 12 productos alimenticios fueron analizados para un total de 205 pesticidas diferentes. En ambos programas, algunos 78.390 muestras de más de 750 productos diferentes de alimentos fueron analizadas para la presencia de cerca de 800 pesticidas y metabolitos.

Los alimentos ecológicos mostraron una tasa de excedencia de LMR más bajo en comparación con los productos no ecológicos (0,8% versus 3,1%). La tasa de incumplimiento de los alimentos importados de terceros países a la UE, Noruega e Islandia fue cinco veces mayor que los alimentos provenientes de estas naciones (7,5% frente a 1,4%).

Los resultados del programa coordinado de la UE mostraron que el 99,1% de las muestras analizadas contenía niveles de residuos dentro de los límites permisibles y que casi el 60% de las muestras no contenían residuos mensurables en absoluto. Los alimentos con las más altas tasas de excedencia de LMR eran brócoli (2,8%), coliflor (2,1%), la uva de mesa (1,8%), pimientos dulces (1,4%) y berenjenas (1%). Los alimentos con las tasas de excedencia de LMR más bajos fueron los guisantes sin vaina y el aceite de oliva (ambos 0,1%), trigo (0,7%) y los plátanos (0,7%). No se han detectado superaciones MRL, ya sea en jugo de naranja o en productos de origen animal (mantequilla y huevos de gallina).

La EFSA también llevó a cabo una evaluación de si la exposición alimentaria actual para residuos de plaguicidas presenta un riesgo para la salud humana – tanto a largo plazo (crónica) como corto plazo (aguda). La Autoridad llegó a la conclusión de que la presencia de residuos de plaguicidas en los alimentos en 2012 era poco probable que tuviera un efecto crónico en la salud de los consumidores. En la exposición aguda a los residuos de plaguicidas, la EFSA estima un riesgo que no se podía excluir, de aproximadamente el 0,02% de las muestras si estos alimentos se consumen en grandes cantidades.

Fuente: Agrodigital

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario