Una planta silvestre murciana para restaurar zonas contaminadas por metales.

El trabajo, desarrollado por un equipo de científicos del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida) durante cuatro años, ha investigado los aspectos fisiológicos de esta planta, ‘Bituminaria bituminosa’.

El director del Imida, Adrián Martínez, ha destacado en un comunicado que este organismo “ha desarrollado durante más de 20 años un programa de mejora de esta especie para su uso forrajero, pero ha sido en los últimos cuatro años cuando las investigaciones han demostrado que existen diferencias entre poblaciones y líneas de mejora frente a la sequía y a los metales pesados”.

En este sentido apuntó que “los resultados obtenidos permiten seleccionar las plantas más apropiadas para su uso agroambiental”.

El investigador principal de ese proyecto, Domingo Martínez Fernández, ha señalado que, por ejemplo, plantas procedentes de una población murciana son tolerantes a niveles tóxicos de zinc, lo que resulta interesante para la recuperación de la zona minera de Cartagena-La Unión, mediante una técnica sostenible y de bajo coste: la ‘fitorecuperación’, que conlleva el uso de plantas tolerantes a los metales pesados.

En relación con esta posible aplicación, Martínez Fernández también ha identificado especies bacterianas del género ‘Rhizobium’ asociadas a raíces de ‘B. bituminosa’ en suelo contaminado.

Este hallazgo es significativo porque este tipo de bacteria fija el nitrógeno atmosférico en las plantas, mejorando su crecimiento y la calidad del suelo. Valor terapéutico

Estos trabajos se complementan con los de la investigadora del Imida María Pazos, ya que durante estos cuatro años se comprobó que esta especie es capaz de sintetizar, durante su exposición a estreses ambientales como la sequía y los metales pesados, elevadas concentraciones de furanocumarinas, compuestos de gran valor farmacéutico por su aplicación en biología molecular y en terapias contra el cáncer de piel y la psoriasis.

Estos trabajos, dirigidos por el investigador David Walker, del equipo de Cultivos Alternativos del Imida, le han valido a Domingo Martínez Fernández para obtener el título de doctor en Biología, tras presentar hoy en la Universidad Politécnica de Cartagena, su tesis doctoral, titulada “Respuestas fisiológicas de Bituminaria bituminosa frente a sequía y metales pesados”.

Fuente: La Razón

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario