Un proyecto europeo trabaja en nuevos productos alimenticios con cualidades para ayudar a saciar el apetito.

El Centro Tecnológico Agroalimentario “Extremadura” (CTAEX) participa en el proyecto europeo SATIN (SATiety INnovation), que tiene como objetivo desarrollar y probar nuevos productos alimenticios con cualidades para ayudar a saciar el apetito, controlar el peso y combatir la obesidad. La iniciativa, coordinada por la Universidad de Liverpool y financiada por la Unión Europea (UE), evaluará además si una mejor comprensión de los procesos fisiológicos que subyacen en el estómago y en el cerebro durante el consumo de alimentos puede constituir una herramienta viable para el control del peso.

La obtención de alimentos con cualidades capaces de hacer que el consumidor experimente antes y durante más tiempo la sensación de estar saciado, puede ayudar a disminuir la ingesta de energía y por tanto, a controlar el peso. CTAEX recuerda que la obesidad constituye un importante problema de salud pública en Europa, como lo refleja los datos recogido en la primera “Encuesta Nacional de Ingesta Dietética en España” (ENIDE), llevada a cabo por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) en marzo de 2011. Según esta encuesta, el sobrepeso y la obesidad afectan entorno al 56% de los adultos y el 27% de los niños y adolescentes españoles, datos que en Europa solo son superados por británicos y holandeses.

SATIN tiene por objetivo una mejor comprensión de la expresión del apetito, es decir, cómo los alimentos que se ingieren afectan a la conducta alimentaria y el apetito del consumidor. “Si somos capaces de producir alimentos que logren saciar antes, durante más tiempo y tengan buen sabor, entonces, podremos ayudar a controlar el apetito y por ende, al mantenimiento de una dieta sana y equilibrada”, asegura el doctor Jason Halford, director del Laboratorio para el Estudio del Comportamiento Digestivo de la Universidad Liverpool.

El proyecto utiliza tecnologías de procesado avanzadas para modificar la estructura de los alimentos y conseguir acelerar y prolongar la sensación de saciedad, lo que reduce el apetito. Los nuevos productos elaborados serán sometidos a ensayos clínicos en los que se evaluarán sus propiedades para afectar a la sensación de saciedad, su seguridad y su apetencia sensorial.

De forma paralela, se evaluará la capacidad de los mismos para controlar el apetito e inducir la pérdida de peso a largo plazo. Para ello, se pondrá a punto la metodología necesaria que permita detectar el efecto fisiológico (sobre los péptidos gastrointestinales, la microflora o el proceso fermentativo) de los alimentos y bebidas a desarrollar. La metodología empleada será ampliada de forma que constituya una herramienta que ofrecer al sector industrial, explica CTAEX.

SATIN también contempla un número de aspectos clave que contribuirán al desarrollo y la producción de nuevos productos alimenticios con capacidad para potenciar la sensación de saciedad en el consumidor. El proyecto desarrollará nuevos modelos in vitro para el estudio de los biomarcadores relacionados con la saciedad. Además, la estructura de los nuevos productos será estudiada en un modelo gastrointestinal artificial que dará lugar a una mejor comprensión de cómo los alimentos se comportan en el intestino y como el aparato digestivo afecta al propio producto alimentario y los nutrientes que éste contiene.

Fuente: Consumer

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario