La EFSA recomienda modernizar los sistemas tradicionales de inspección de carne de ave.

La inspección que tradicionalmente se viene realizando sobre la carne de ave no es suficiente para controlar completamente los riesgos biológicos más relevantes para la salud pública, como puede ser Campylobacter spp, Salmonella spp. y bacterias portadoras de genes que las hagan resistente a antimicrobianos usados en humanos. Esta es la principal conclusión de la opinión que acaba de publicar la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

En su dictamen, la EFSA propone que para la modernización de la inspección de carne de ave habría que realizar intervenciones basadas en el riesgo junto con un mejor uso de la información compartida entre granjas y mataderos, es decir, en la Cadena Alimentaria. Dicha información jugaría un papel importante en la identificación de la salud animal y las cuestiones de bienestar.

La EFSA confirma que los métodos de inspección actuales no permiten la detección de los peligros biológicos y no distinguen los riesgos de seguridad alimentaria, con las consideraciones relacionadas con la calidad de la carne, la prevención de enfermedades de los animales o riesgos profesionales.

La EFSA recomienda introducir un sistema de verificación de seguridad alimentaria que incluya objetivos claros que deberían lograrse con las canales de aves de corral, utilizar una amplia variedad de opciones de control para logar estos objetivos, tanto a nivel de granja, como de matadero y recopilar y analizar información sobre la cadena, desde producción al sacrificio, para poder clasificar manadas y mataderos de acuerdo con su capacidad para reducir la contaminación de la canal.

Más información

Fuente: Agrodigital

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario