La Comisión Europea debería reforzar su supervisión de los sistemas de control de los producción ecológica en los Estados miembros, según el Tribunal de Cuentas.

El Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) ha elaborado una auditoría de gestión que se centra en la eficacia del sistema de supervisión de la producción ecológica y en el modo en que desempeñan sus funciones las distintas instituciones participantes (la Comisión Europea y las autoridades competentes de los Estados miembros, los organismos de acreditación y los organismos de control), tanto por lo que se refiere al sistema de control en la UE como a la gestión de los regímenes de importación actualmente implantados.

Según la Comisión, el consumidor europeo debe tener la certeza de que cada vez que compra manzanas o carne de vacuno ecológicos en su supermercado habitual, su producción se ha regido por unas normas estrictas. El sistema de control de los productos ecológicos, previsto en la normativa europea, tiene como fin garantizar que los procesos de producción cumplen unos principios ecológicos. En el caso de los productos ecológicos originarios de la UE, los Estados miembros deben establecer un sistema de controles. Los organismos de control, que llevan a cabo controles de los distintos operadores (productores, transformadores e importadores) constituyen el elemento central del sistema. Los productos ecológicos producidos fuera de la UE pueden ser reconocidos como ecológicos si las normas de producción y el sistema de control que se les aplica se consideran equivalentes a los de la UE.

El Tribunal considera que sería conveniente solventar las deficiencias puestas de manifiesto por su fiscalización con el fin de ofrecer garantías suficientes de que el sistema funciona con eficacia y velar por que la confianza del consumidor no se vea mermada.

El Informe Especial nº 9/2012 del TCE concluye que varias autoridades competentes de los Estados miembros no cumplen adecuadamente su función de supervisión de los organismos de control. Por consiguiente, ciertos organismos de control no consiguen satisfacer diversos requisitos de la UE ni aprovechar la oportunidad de aplicar algunas buenas prácticas. La Comisión no ha verificado los sistemas de control de los Estados miembros entre 2001 y el momento de la fiscalización del Tribunal. Además, las autoridades competentes de los Estados miembros se ven confrontadas a dificultades a la hora de garantizar la trazabilidad de los productos ecológicos en su territorio, lo que resulta aún más difícil cuando los productos deben cruzar las fronteras. Con relación a los productos ecológicos importados, también se hallaron insuficiencias en el sistema que rige los distintos regímenes de importación. El Informe Especial recoge estas y otras conclusiones.

Se formularon varias recomendaciones para solventar las insuficiencias puestas de manifiesto por la fiscalización del Tribunal:

– Las autoridades competentes de los Estados miembros deberían reforzar su función de supervisión de los organismos de control;

– Debería mejorarse el intercambio de información en el interior de los Estados miembros, de estos a la Comisión y a otros Estados miembros;

– Deberían reforzarse los controles para garantizar que los operadores (productores, transformadores e importadores) cumplen los requisitos reglamentarios en materia de trazabilidad;

– La Comisión debería reforzar su supervisión de los sistemas de control de los Estados miembros llevando a cabo visitas de auditoría y recopilando y explotando de forma adecuada los datos e información necesarios;

– En cuanto a las importaciones, la Comisión debería garantizar una supervisión adecuada de los países que figuran en la lista de los reconocidos como equivalentes para la producción ecológica:

Las respuestas de la Comisión reflejan un amplio acuerdo con las recomendaciones del Tribunal e indican su intención de seguirlas, en particular por lo que se refiere a las auditorías específicas sobre los sistemas de control de la producción ecológica por la Oficina Alimentaria y Veterinaria a partir de 2012.

Fuente: Agrodigital

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario