CEDECARNE, AESAN y AFCA firman un convenio para la reducción del contenido de sal y grasa en los productos de carnicería-charcutería.

Esta iniciativa es una respuesta innovadora y adecuada de los sectores implicados CEDECARNE y AFCA, y de la AESAN, frente a la evidencia científica que avala la relación del consumo excesivo de sal y de grasas saturadas con la morbilidad y mortalidad asociadas a enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades crónicas de elevada prevalencia.

La Agencia española de Seguridad Alimentaria y Nutrición desarrolla la Estrategia NAOS sobre nutrición, actividad física y prevención de la obesidad, con el objetivo final de mejorar los hábitos alimentarios e impulsar la práctica regular de la actividad física de todos los ciudadanos, y de esta forma invertir la tendencia de la Obesidad en España. Con la Estrategia NAOS, la AESAN impulsa, propicia y potencia opciones y entornos favorables para la adopción de medidas sostenibles a escala individual, comunitaria y nacional, en consonancia con la política de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Comisión Europea.

De esta forma, el Convenio, que hoy se firma, se enmarca en las iniciativas de la Comisión Europea, promovidas por su Grupo de Alto Nivel sobre Nutrición y Actividad Física, y dirigidas al fomento de acuerdos con el sector industrial alimentario orientados a la reducción de sal y de grasas saturadas en sus productos, y en consonancia con las recomendaciones de instituciones internacionales como la OMS y la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

La Confederación española de Detallistas de la Carne del gremio de los carniceros charcuteros (CEDECARNE), es una organización de ámbito nacional integrada por asociaciones representativas en las distintas comunidades autónomas del comercio minorista de carnicería-charcutería. Representa a 28.336 empresas de elaboración y venta minorista de estos productos, con 31.214 locales.

CEDECARNE se compromete a impulsar las acciones necesarias que conduzcan a una disminución del 10% del contenido medio de sal y del 5% del contenido medio de grasas en los productos de carnicería y charcutería elaborados por sus asociados, a partir de los niveles actuales (ver anexo), en un plazo máximo de dos años desde la fecha de la firma del convenio. Se trata de un compromiso social que subraya el interés de la carnicería charcutería por la salud y el bienestar de los consumidores.

La Asociación de Fabricantes y Comercializadores de Aditivos y Complementos Alimentarios (AFCA), es una organización de ámbito nacional integrada por las empresas de aditivos y complementos alimentarios. Tiene 116 empresas asociadas, que representan el 85% del segmento de fabricantes y comercializadores de aditivos de España. La facturación de este sector es del orden de 4.500.000.000€.

AFCA se compromete a reducir la concentración de sal en los preparados de condimentos, especias y aditivos que suministra a las empresas cárnicas para la elaboración de derivados cárnicos, u ofrecerlos sin sal para su posterior adición, asesorándolas sobre las fórmulas más adecuadas para alcanzar satisfactoriamente dicha reducción.

Aspectos Destacados

1º.- El Convenio que hoy se firma, se enmarca en las recomendaciones de reducción de nutrientes seleccionados que se impulsan desde la Unión Europea y OMS.

2º.- Establece unos objetivos de reducción del 10% del contenido medio de sal y del 5% del contenido medio de grasas en los productos de carnicería y charcutería, a partir de los niveles actuales y en un plazo de 2 años.

3º. – Este Convenio es un modelo de “buena práctica”, y de sinergia y alianza público- privada, entre la AESAN-CEDECARNE-AFCA, que en definitiva, redundará en ofrecer a los consumidores una oferta más variada de productos de carnicería-charcutería artesanales, y con diferente composición en sal y grasa, cubriendo las necesidades de todos.

4º.- Irá acompañado de también de otras MEDIDAS COMPLEMENTARIAS como el compromiso de:

-Formación por parte de los profesionales asociados a CEDECARNE Y AFCA sobre los beneficios de utilizar menos sal y grasas en sus productos y de,
-Impulso de campañas de información o sensibilización a los consumidores y clientes de los carniceros-charcuteros, sobre los objetivos de reducción y los beneficios de una alimentación con menos sal y grasas.

5º.- Supone una contribución al impulso a la investigación e innovación buscando alternativas de alimentos con perfiles nutricionales más saludables.

6ª.- Y satisfará, con garantías sanitarias (calidad nutricional y de seguridad) y organolépticas, la demanda de los consumidores, al realizar una oferta alternativa, diferente y saludable de productos de elaboración tradicional, que en definitiva, contribuirá a un beneficio para la salud de la población.

Fuente: MERCASA

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario