Recomendaciones del G-20 sobre Seguridad Alimentaria y Agricultura.

Los Viceministros de Agricultura del Grupo de los Veinte han acordado, en su segunda reunión, celebrada los días 17 y 18 de mayo, en México, las recomendaciones en materia de Agricultura y Seguridad Alimentaria que se trasladarán a la Cumbre de Líderes del G-20 (Los Cabos, junio).

España estuvo representada por la Secretaria General de Agricultura y Alimentación, y la Comisión Europea por el Director General de Agricultura y Desarrollo Rural. Además de España, país invitado permanente, participan como invitados de México: Camboya, Chile, Colombia, Dinamarca, Nueva Zelanda y Países Bajos.

Esas recomendaciones plantean estrategias para garantizar la seguridad alimentaria mundial, mediante un crecimiento sostenible de la producción y la productividad agrarias, en línea con el “Plan de Acción sobre Volatilidad de Precios y Seguridad Alimentaria”, acordado en París hace un año por los Ministros de Agricultura y refrendado por los Líderes del G-20, en Cannes.

Dicho Plan responde al reto de incrementar de manera sostenible la producción agrícola entre un 50% y un 70%, y duplicarla en los países en vías de desarrollo, a fin de poder alimentar a una población mundial de 9.300 millones en el año 2.050.

Los grandes temas en que se han formulado recomendaciones son:

– Políticas agrarias y mejores prácticas para un incremento sostenible de la productividad agraria;
– Inversión público-privada en el sector agrario;
– I+D+i, extensión a los productores y transferencia de tecnología y cooperación internacional en iniciativas científicas;
– Resiliencia y sostenibilidad de los sistemas de producción e intercambio de alimentos;
– Conclusiones en seguridad alimentaria del grupo de trabajo de Desarrollo (GTD).

Asimismo, los Viceministros han revisado la aplicación de los compromisos con acciones e iniciativas internacionales puestas en marcha como resultado del Plan de Acción, y otras acciones nuevas centradas en I+D+i. Así, se renueva el apoyo de los países respecto a los puntos siguientes:

– Sistema de Información de Mercados Agrícolas (AMIS) y Foro de Respuesta Rápida.
– Iniciativa Internacional de Investigación para la Mejora del Trigo (IRIWI).
– Iniciativa para el seguimiento global de la Agricultura (GEOGLAM).
– Plataforma de la Agricultura Tropical (TAP), en fase de consultas internacionales, coordinada por la FAO, para su creación.
– Compromiso de eliminar las restricciones a la adquisición de alimentos para fines humanitarios del Programa
– Mundial de Alimentos (WFP), en los términos establecidos en el Plan de Acción.
– Reservas regionales de Emergencia: apoyo al proyecto liderado por la Comunidad Económica de Estados de
– África Occidental (ECOWAS).
– Directrices voluntarias para la tenencia de tierras, pesquerías y bosques en el marco de la seguridad alimentaria nacional, aprobadas este mes por el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial de Naciones Unidas.
– Principios para la Inversión responsable en Agricultura (PRAI): a favor de avanzar en esta línea, con el apoyo de los Organismos Internacionales.
– Gestión de Riesgos en la agricultura: apoyo a las acciones y mecanismos en marcha, tanto en materia de riesgos derivados de la volatilidad de los precios agrícolas como de riesgos ambientales, a nivel internacional y por instituciones financieras internacionales, especialmente en países en vías de desarrollo.
– Regulación financiera, a la espera de los resultados que puedan mostrar los trabajos actualmente en marcha y en particular del canal de Finanzas del G-20.
– Las iniciativas nuevas, no previstas en el Plan de Acción, que fueron bienvenidas, son:
– Agriculture Pull Mechanism Initiative (AGPM), promovida por la Fundación Bill y Melinda Gates, basada en la fijación de objetivos con premio para proyectos piloto, a fin de sortear los clásicos fallos de mercado.
– Iniciativas del Arroz: global (GRISP) y regionales en África y Asia.
– Iniciativa internacional del Maíz (MAIZE).
– Programa nacional de Modernización sustentable del maíz y el trigo (MasAgro), que México inició en 2011.

El consenso ha dejado fuera asuntos polémicos como el uso de la biotecnología para aumentar la productividad, la mayoría de referencias al cambio climático, el análisis de las políticas agrarias nacionales, o, en relación con el comercio internacional, la Ronda de Doha y las medidas sanitarias y fitosanitarias.

Como apoyo al diálogo Ministerial, Organismos Internacionales, coordinados por la FAO y la OCDE, elaboraron el informe titulado: Crecimiento sostenible de la productividad agraria y cierre de la brecha con las pequeñas explotaciones familiares.

También se consideraron las recomendaciones del B-20, el foro de participación del sector privado en los trabajos del G-20, donde también participó este Ministerio.

Fuente: MAGRAMA

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario