Nueva técnica para la trazabilidad pesquera.

Un grupo de expertos de una empresa gallega especializada en la investigación y aplicación de técnicas de control industrial trabaja en un pionero sistema que utiliza la radiofrecuencia para garantizar la vigilancia de la seguridad alimentaria de los recursos marinos. El proyecto, que se desarrolla con la colaboración de la Conselleria de Innovación e Industria valenciana, aún está en fase de desarrollo. La iniciativa pretende ser una herramienta eficaz de gestión de la trazabilidad y ha ido desplegando progresivamente su gran potencial a través del control de calidad del producto, su salubridad y la autenticidad de su origen.

El estudio parte de la integración de todos los pasos implicados en la cadena de producción, desde la zona de pesca hasta el consumidor final, pasando por las etapas intermedias: lonja, distribuidor, transportista y pescadería, entre otras. Se trata de garantizar la seguridad del producto mediante la obtención tramo a tramo de información fiable y su posterior transmisión a una plataforma que actúe como una gran base de datos centralizada, segura y con alta disponibilidad que la gestione. Esta plataforma debe además distribuir el producto desde la zona de pesca hasta el consumidor pasando por todas las etapas intermedias.

El sistema utiliza equipos robotizados para la identificación y pesaje de las piezas que, una vez estudiadas, serán marcadas a través de una célula de identificación, bien pieza a pieza o lote a lote, dependiendo de su tamaño. Este marcaje no resulta incompatible con el tradicional código de barras utilizado hasta ahora en las cajas, por lo que el producto estaría así doblemente controlado. Además de facilitar el trabajo de todo el personal, esta herramienta unifica criterios de calidad y evita posibles errores. Todos estos datos son transmitidos y almacenados en la plataforma central, que podrá disponer de ellos en cualquier momento pudiendo además imprimir etiquetas a través de equipos inalámbricos para la identificación del producto en las futuras etapas por las que atravesará el producto hasta su consumo. Todo este proceso permite obtener el «carné de identidad» del pescado que se pueda consumir en un restaurante.

Fuente: Consumer

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario