La OMC falla a favor de México en la disputa con Estados Unidos sobre el atún.

El Órgano de Apelación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) dio a conocer su fallo definitivo, el pasado 16 de mayo, a favor de México, en la disputa sobre los efectos restrictivos que ocasiona la etiqueta “dolphin-safe” a las exportaciones de productos de atún mexicano al mercado estadounidense, un litigio que enfrentaba a México y Estados Unidos desde 2008. El informe del Grupo Especial, constituido para este caso, había sido presentado el 15 de septiembre de 2011, y ambas partes interesadas notificaron su decisión de apelar contra dicho informe, en enero de 2012 (ver noticia relacionada en el BNE nº 274, de 2 de febrero de 2012).

El fallo emitido por el Órgano de Apelación ha dado la razón a México al confirmarse que el etiquetado “dolphin-safe” es contrario a las reglas de la OMC al imponer un trato menos favorable al atún mexicano del que se otorga al atún proveniente de otros países o a quienes utilizan otros métodos de pesca que no protegen a los delfines y, en consecuencia, dicha normativa es incompatible con el párrafo 1 del artículo 2 del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (OTC).

Por otra parte, tras estudiar las observaciones presentadas, el Órgano de Apelación ha fallado, en algunos aspectos, a favor de EEUU.

Así, ha revocado la constatación del Grupo Especial al considerar que la normativa “dolphin safe” no restringe el comercio más de lo necesario para alcanzar un objetivo legítimo, teniendo en cuenta los riesgos que crearía no alcanzarlo y, por tanto, es compatible con el párrafo 2 del artículo 2 del Acuerdo OTC. En relación con este mismo párrafo, el Órgano de Apelación también ha rechazado dos alegaciones de México, una que consideraba que la protección de los delfines no era un objetivo legítimo, y otra que estimaba que la medida en litigio no alcanzaba plenamente sus objetivos.

Por otro lado, mantiene la constatación del Grupo Especial, según la cual la normativa estadounidense no es incompatible con el párrafo 4 del artículo 2 del Acuerdo OTC; ya que no existe una norma internacional pertinente sobre este aspecto.

Dado que el órgano de Apelación es la máxima instancia del sistema de solución de diferencias de la OMC, EEUU deberá modificar sus disposiciones sobre el etiquetado “dolphin safe” para hacerlas compatibles con el contenido del fallo. En concreto, deberán revisarse los aspectos relativos a las técnicas de pesca empleadas en la captura del atún, para que resulten imparciales en cuanto a la forma en que abordan los riesgos para los delfines.

La información completa sobre este caso se puede consultar en el siguiente enlace:
http://www.wto.org/spanish/tratop_s/dispu_s/cases_s/ds381_s.htm

Fuente: MAGRAMA

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario