La Inspección de Pesca del Gobierno Vasco decomisa una tonelada de gallos ilegales procedentes de Irlanda.

Los inspectores de Pesca del Gobierno Vasco interceptaron el pasado jueves, un camión frigorífico con 1.000 kilos de gallos en las instalaciones de MercaOiartzun, y que tenía como destino Mercabarna, debido a la falta de documentación que demuestre la trazabilidad del producto así como por fraude en el peso transportado.

Este decomiso se suma al realizado el pasado 28 de mayo en Orio, en el que también fue retenido un camión frigorífico con una carga ilegal de 650 kilos de rape y colas de rape. Los inspectores detectaron tallas antirreglamentarias en el pescado transportado así como una serie de irregularidades en la trazabilidad del producto que transportaba. Ambos camiones transportaban pescado procedente de Irlanda.

Los controles realizados por los inspectores son rutinarios y se realizan en las carreteras vascas varias veces por semana. Están encuadrados en la campaña de control de trazabilidad de los productos puesta en marcha por el Gobierno Vasco.

En cuanto al producto decomisado, siguiendo el procedimiento habitual en estos casos, si la carga no supera los 50 kg. se reparte en los centros benéficos de Euskadi. En este caso, y teniendo en cuenta que lo decomisado son 1.000 kilos de gallos así como los 650 de rape y colas de rape, han sido entregados al Banco de Alimentos para su reparto y posterior consumo. El precio que dicho pescado alcanzaría en el mercado rondaría los 7.500 miles de euros.

Las infracciones detectadas, falta de trazabilidad y tallas antirreglamentarias, están tipificadas como graves en materia de comercialización de productos pesqueros y las sanciones abarcan una horquilla que va desde los 301 a los 60.000 euros.

Fuente: Agrodigital

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario