Justicia EEUU pide a FDA repensar uso antibióticos en animales.

Un juez federal estadounidense le pidió a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés) que revea su decisión de rechazar el pedido de los ciudadanos de restringir el uso de antibióticos en los animales de consumo, según mostraron escritos judiciales.

Esta última decisión es el segundo revés para la FDA referido a la preocupación de que el uso excesivo de antibióticos en la alimentación animal ponga en peligro la salud humana al crear “superbacterias” resistentes a esa medicación.

En marzo, una corte federal ordenó a la FDA comenzar procedimientos para retirarle la aprobación al uso de penicilina y tetraciclinas en la alimentación animal, salvo que los fabricantes de esos medicamentos pudieran generar evidencia de que su uso es seguro.

La demanda fue presentada en la corte federal de Manhattan por grupos ambientalistas y defensores de la salud pública, entre ellos el Comité de Defensa de los Recursos Naturales, el Centro para la Ciencia en Pos del Interés Público y la Unión de Científicos Preocupados.

Las presentaciones argumentan que usar antibióticos comunes en la alimentación del ganado contribuyó al rápido crecimiento de bacterias resistentes a los antibióticos, que atacan tanto a animales como a seres humanos.

Dos peticiones ciudadanas fueron presentadas por los demandantes en 1999 y el 2005, pidiendo a la FDA que comience los procedimientos de retiro de todos los usos no terapéuticos de antibióticos médicamente importantes en los animales de consumo.

En respuesta, la FDA rechazó esas dos peticiones argumentando sobre el tiempo y el gasto requeridos para evaluar la seguridad de cada fármaco individual y llevar a cabo procedimientos de retiro formales en caso de ser necesario.

No obstante, el lunes, el juez Theodore Katz dijo: “Rechazar las peticiones en base a que consumiría demasiado tiempo y recursos evaluar la seguridad individual de cada medicamento, y rechazar su aprobación si el fármaco no demuestra ser seguro, es arbitrario y caprichoso”.

Las infecciones resistentes a los antibióticos cuestan a los estadounidenses más de 20.000 millones de dólares anuales, según las demandas, que mencionan un estudio del 2009 de la Alianza para el Uso Prudente de Antibióticos y el Hospital del Condado de Cook.

Fuente: Público

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario