Un joven instalará en León una máquina expendedora de churrascos y chuletones.

Adquirir embutidos, churrascos y chuletones ya puede hacerse a cualquier hora del día en León gracias a la iniciativa de un emprendedor que ha decidido “sacar” su carnicería a la calle a través de una máquina expendedora que facilita la compra a todos aquellos que no puedan hacerla en horario comercial. Basta con seleccionar en un teclado el número del producto deseado y abonar el precio que corresponda para elegir entre un surtido de productos de “carne de calidad”, que va desde pechugas de pollo a lomo oreado o pinchos morunos, pasando por hamburguesas caseras de buey, la especialidad de este establecimiento, según ha explicado a Efe el impulsor del negocio, Ángel Sánchez Riaño.

La máquina, colocada junto a la puerta de la carnicería, permite al empresario cárnico poder atender a sus clientes las veinticuatro horas de los siete días de la semana, especialmente a aquellos que no pueden planificar sus compras debido al trabajo o a sus estudios, ha precisado.

El establecimiento se encuentra situado en el barrio de La Palomera de León, una zona con alta densidad de estudiantes dada su cercanía al campus universitario, lo que permite vender carne “un sábado por la noche” o “una mañana de domingo cuando vienen amigos a casa a comer y no tenemos nada preparado”.

Pese al desembolso que le ha supuesto instalar esta máquina, alrededor de 8.000 euros, que está refrigerada automáticamente, Sánchez Riaño ha reconocido que en los veinte días que lleva con ella ha levantado expectación entre los clientes y en el último fin de semana ha hecho “suficiente caja”, por lo que ha avanzado que ya piensa en añadir nuevos productos de cara al verano, como “especialidades en parrillas, chorizo fresco y panceta”.

Tras descubrir una máquina expendedora similar en Astorga (León), el joven emprendedor de 27 años quiso exportar el ejemplo y ser pionero en la capital leonesa para distribuir en cualquier momento el género del Valle del Esla, de donde procede la carne, al igual que lo hacen estancos, empresas de cátering y refrescos, entre muchas otras, con sus productos.

Entre un surtido de más de una decena de variedades de carne fresca y embutidos, esta máquina expende también carne de conejo, salchichas, chorizo criollo, filetes de lomo, croquetas, pinchos de pollo y hamburguesas de pollo, de ternera y de buey, a través de una forma “cómoda” de hacer la compra, como ha señalado el comerciante.

De momento, el carnicero no piensa instalar más puntos en León o expandirse a otras ciudades, aunque ha reconocido que no lo descarta “si el negocio funciona bien”, ya que apenas ha cumplido un mes desde su inauguración.

De sus productos, envasados al vacío por él mismo, ha destacado que son “típicos de la provincia”, caseros y elaborados de forma natural, “sin aditivos y como se hacía antaño”, ha precisado.

Fuente: Agroinformación

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario