AZTI-Tecnalia coordina un proyecto europeo para lograr una producción más sostenible de los alimentos.

El centro tecnológico AZTI-Tecnalia coordina el proyecto europeo SENSE (Sostenibilidad Ambiental Armonizada para la Cadena de Alimentos y Bebidas), que tiene como objetivo contribuir a que el sector de alimentos y bebidas lleve a cabo una producción, transformación y distribución de sus productos de una forma medioambientalmente sostenible. La industria agroalimentaria contribuye “de manera destacada” al calentamiento global del planeta y utiliza alrededor del 70% del agua fresca en el mundo. Para AZTI-Tecnalia, datos como estos “ponen de manifiesto la necesidad de contar con herramientas que ayuden a reducir el impacto ambiental de las bebidas y alimentos a lo largo de su cadena productiva, abarcando desde la producción y transformación, hasta su distribución comercial”.
AZTI-Tecnalia destaca que el proyecto SENSE, que se enmarca dentro del VII Programa Marco de la Unión Europea (UE), reúne a investigadores, productores, transformadores y distribuidores, con el fin de lograr una metodología armonizada e integral que sirva para evaluar de manera precisa y ágil el impacto ambiental de los productos alimentarios.

Los 23 socios que participan en la iniciativa se centrarán en concreto en crear una metodología aplicada a los sectores de zumos, lácteos, cárnicos y acuicultura, elegidos por su relevancia en el mercado europeo. La metodología resultante del proyecto SENSE deberá reunir las siguientes características: que pueda ser implantada con facilidad en empresas alimentarias independientemente de su tamaño y que, a su vez, ayude a los consumidores a identificar en el mercado aquellos productos comprometidos con la sostenibilidad del medio ambiente, explica AZTI-Tecnalia.

El proyecto, que se desarrollará a lo largo de tres años, evaluará los sistemas actuales de análisis de impacto ambiental, y desarrollará un nuevo sistema simplificado para la evaluación de la sostenibilidad trazable a lo largo de la cadena de producción. El objetivo es conseguir un procedimiento que integre los tres pilares de la sostenibilidad: respeto al medio ambiente, viabilidad económica y beneficio para la sociedad.

La nueva metodología será transferida a los diferentes sectores alimentarios, así como a los actores de la cadena alimentaria. Igualmente, los consumidores también participarán con el diseño del tipo de identificativo sobre los productos y el contenido informativo que permita a los ciudadanos optar por aquellos artículos más sostenibles

Fuente: Consumer

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario