Arias Cañete aboga por una estrategia nacional para la industria alimentaria.

Arias Cañete, ha destacado que el sector alimentario es “la industria más potente de la economía española”, abogando por “diseñar una estrategia nacional” para fortalecerla. Durante el almuerzo inaugural del Salón Alimentaria, en Barcelona, y acompañado del Conseller de Agricultura de Cataluña, Josep María Pelegrí, Cañete ha apostado por “sumar esfuerzos” con las Comunidades para impulsar la expansión y la calidad de los productos españoles.

El ministro ha destacado, además, la importancia de “trabajar el trinomio gastronomía, alimentación y turismo”, vinculado a la dieta mediterránea, para fortalecer una industria agroalimentaria “sin la cual no va a haber un sector primario competitivo”.

“Los agricultores y ganaderos necesitan una industria fuerte y potente que tire de sus productos”, ha añadido.

Además, Cañete ha destacado la necesidad de impulsar medidas que mejoren el funcionamiento de la cadena alimentaria, con estrategias de internacionalización para las empresas, así como la modificación del Observatorio de Precios, “para que se convierta en una herramienta capaz de anticipar crisis” de mercado.

Por su parte, Josep María Pelegrí ha remarcado que, “a pesar de los avatares de la situación actual, el sector agroalimentario es anticíclico y resistente a la crisis” y ha asegurado que la trazabilidad y la calidad son los “elementos imprescindibles para garantizar su credibilidad y seguridad”.

“Alimentaria es una plataforma de negocios que hay que aprovechar, para testar cualquier producto, descubrir las últimas tendencias y mostrar nuestro compromiso con la industria y la innovación”, ha añadido.

Pelegrí ha subrayado la presencia en la feria, por primera vez este año, de “países clave” como Dubai, China, Tailandia y Suecia, que se suman a la participación de México, primer país invitado a la feria.

En el almuerzo también ha participado el presidente de la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), Jesús Serafín Pérez, quien ha pronunciado un manifiesto con los compromisos de la industria alimentaria española, “que representa una enorme riqueza y variedad de valores”, ha afirmado.

“A pesar del difícil contexto nacional e internacional, hemos sabido mantener los niveles de ventas y de producción, y, además de eso, la alimentación es en España una riqueza cultural que pocos países del mundo tienen”, ha señalado.

El presidente de FIAB ha destacado el valor de la industria alimentaria tanto en España, como motor del desarrollo rural, como en el extranjero, donde ha alcanzado “un grado de competitividad que ocupa el cuarto puesto del ránking alimentario en la Unión Europea”.

“Por ello, -ha añadido- la industria alimentaria debe participar activamente en la recuperación económica de nuestro país”.

El presidente de FIAB ha destacado que el compromiso de la industria alimentaria debe estructurarse en tres pilares: con el valor de la imagen de España, con los consumidores y con el medio ambiente.

“Somos un pilar esencial de la economía española y nuestra industria es un valor seguro”, ha subrayado.

El Salón Alimentaria, que espera recibir hasta el próximo jueves a unos 140.000 visitantes y cuenta con la participación de unas 4.000 empresas de 75 países, “culmina con éxito el gran esfuerzo de internacionalización de sus participantes”, según su presidente, Josep Lluís Bonet, un hecho que, en su opinión, “cobra un notable significado en la actual coyuntura económica”.

Alimentaria espera 140.000 visitas

La internacionalización, la innovación y la marca son los ejes sobre los que girará la nueva edición del Salón Alimentaria, que arranca hoy con 4.000 empresas inscritas y que espera atraer a 140.000 visitantes profesionales. Los príncipes de Asturias presidirán la inauguración de la XIX edición de este salón, una de las mayores ferias que acoge Barcelona, y cuyo impacto económico se estima entre 170 y 200 millones de euros. Alimentaria, que acabará el 29 de marzo, aspira a mantener su posición de liderazgo como escaparate mundial y a servir también de trampolín hacia el exterior a las empresas españolas del sector de la alimentación y las bebidas.

El recinto Gran Vía de Fira de Barcelona pondrá a disposición del certamen cerca de 94.800 metros cuadrados dedicados a la oferta comercial y a actividades relacionadas con el negocio, la promoción, la gastronomía y la innovación agroalimentaria.

La apuesta por la internacionalización se hace evidente en la importante presencia de países asiáticos y la participación, por primera vez en el Pabellón Internacional, de Tailandia, Dubai y Suecia, además de China.
Los organizadores del salón, Fira de Barcelona y FIAB, la patronal española del sector, pretenden además convertir el salón en una plataforma de promoción para las empresas participantes y en un centro de negocios a nivel internacional, en el que se espera que se celebren más de 8.000 reuniones de trabajo entre expositores, compradores y distribuidores internacionales.

Con este objetivo, Alimentaria ha invitado a cerca de 220 compradores de referencia de todo el mundo de los sectores y productos representados en la feria.

Con más de treinta años de historia, Alimentaria espera atraer esta edición a 140.000 visitantes profesionales, de los que una tercera parte son extranjeros, y servirá de escaparate para los productos de 4.000 empresas, 1.300 de ellas extranjeras procedentes de 75 países diferentes.
Un agua mineral con alto contenido en cafeína, unas crujientes palomitas de pollo, un “foie gras” de sobrasada y miel o un aperitivo de macarrones fritos, además de una tortilla desmontada, son algunos de los productos innovadores que se podrán probar en el Salón Alimentaria de Barcelona.

La DO Rueda contará con un zona de cata permanente

La Denominación de Origen Rueda contará con una “zona de cata permanente”, en la Feria Alimentaria de Barcelona, que se celebra desde el 26 al 29 de marzo, y donde habrá expuesta una botella de cada bodega para que el público pueda degustar todos los vinos que desee.

Es la principal novedad del expositor que la D.O Rueda, con más de 70 metros cuadrados de superficie, tendrá en Barcelona, en el que los visitantes podrán “darse un paseo sensorial” por los diferentes vinos y bodegas de la denominación.

Estarán presentes vinos de 49 bodegas de la D.O Rueda, desde jóvenes como los Rueda Verdejo o Rueda Sauvignon Blanc hasta los fermentados en Barrica o con crianza, pasando por los dulces y semidulces, según ha informado el Consejo Regulador.

El expositor también cuenta con una zona de reuniones destinada a las bodegas, para que puedan entablar relaciones comerciales con clientes y potenciales, así como para los importadores y distribuidores que deseen realizar una cata de vinos específicos.

Este año, el área de Barcelona es una de las de mayor importancia para el Consejo Regulador de la D.O Rueda, por lo que se ha contratado también una campaña de publicidad exterior, coincidiendo con la feria, por la que 15 autobuses circularán por la ciudad durante tres semanas.

Fuente: Agroinformación

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario