Ainia reúne a más de 50 inspectores gubernamentales de 23 países de la UE para debatir sobre la seguridad alimentaria.

La Unión Europea, dispone de una legislación común relativa al control de la importación de productos de origen no animal (Food of Non Animal Origin o FNAO), tales como frutos secos, cereales… y piensos. Lograr una aplicación armónica de los controles oficiales que sobre estos productos se desarrollan en cada país miembro de la UE, conforme a la legislación vigente (Reglamentos EC 882/2004, 669/2009 y 1152/2009), es uno de los principales objetivos de las autoridades competentes en esta materia.

Compartir procedimientos operativos de control comunes y aumentar la cooperación y el intercambio de información con los servicios aduaneros, completan el alcance de las materias objeto del seminario que finaliza el 24 de febrero.

Con el fin de debatir y reflexionar sobre la mejora del conocimiento y la aplicación de la legislación comunitaria y el desarrollo de mejores prácticas, en lo que respecta a las cuestiones de inocuidad de los alimentos relativas a estos productos, el centro tecnológico ainia ha reunido entre los días 22 y 24 de febrero, un Workshop internacional que ha acogido a más de 50 agentes inspectores procedentes de 23 países de la Unión Europea, de la EEA (European Economic Area) como Noruega, Liechtenstein y Suiza o países candidatos como Turquía, Croacia, Macedonia y Montenegro. Se trata de agentes de la Autoridad Nacional Competente de cada uno de los países, de los servicios de inspección y/o personal de los laboratorios de ensayo oficiales de alimentos, que participan en los controles oficiales sobre la importación de productos de origen no animal.

Enmarcado en la iniciativa BTSF (Better Training for Safer Food), esta iniciativa forma parte de uno de los programas desarrollados por Executive Agency for Health and Consumer (EAHC) y por Directorate-General for Health & Consumers (DG SANCO) y dirigidos a formar un total de 500 funcionarios, distribuidos en 10 sesiones, cuatro de ellas en Valencia, y el resto en Nápoles, Rotterdam y Riga.

La Comisión Europea pretende con este tipo de encuentros internacionales mejorar la seguridad alimentaria y armonizar la aplicación de la normativa.

La importación de productos de origen no animal, desde cereales, frutos secos, o frutas y verduras hasta las semillas oleaginosas y materias primas necesarias para la preparación de piensos para el ganado, objeto de dichos reglamentos, es esencial para la alimentación de los consumidores de la UE y para la actividad agroindustrial de la UE. Las importaciones totales de productos agrícolas en 2010 (de acuerdo con el último Anuario Estadístico y Económico de la Agricultura de la Unión Europea) superaron los 84.000 millones de euros y fueron, por primera vez en los últimos cinco año.

Fuente: Eurocarne

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario