Una nueva tecnología limpia que combina ozono con la luz ultravioleta reduce el empleo de productos químicos en cítricos.

Las pérdidas económicas ocasionadas por las enfermedades de postcosecha, constituyen actualmente un problema importante en las centrales citrícolas. La gran mayoría de las podredumbres presentes en naranjas y mandarinas durante todo el proceso de comercialización se deben fundamentalmente a Penicillium digitatum y Penicillium italicum, causantes respectivamente de las podredumbres verde y azul.

Actualmente su control, se basa principalmente en la aplicación de fungicidas químicos de síntesis que originan un impacto ambiental y además algunos agentes europeos reclaman una reducción en su uso.

Por otro lado, en las empresas productoras de zumo, los procesos de limpieza y desinfección de instalaciones requieren importantes consumos de agua y productos químicos (detergentes, ácidos, álcalis, desinfectantes) dando lugar a un elevado volumen de aguas residuales.

ainia centro tecnológico, junto con empresas de la industria citrícola (Fontestad, SAT Cítricos Valencianos y Agriconsa) y de bienes de equipo especializados (UV Consulting Peschl España), viene investigando desde 2010 el desarrollo de técnicas post-cosecha más limpias aplicadas a la industria citrícola. La investigación, se ha centrado en tres campos interrelacionados: higiene de equipos, conservación de producto y tratamiento del agua.

Resultados

Los trabajos finalizados a escala de laboratorio y piloto, permiten concluir la viabilidad técnica de desarrollar sistemas de tratamiento post-cosecha basados en el empleo de ozono y luz ultravioleta que, siendo tan eficaces como los sistemas convencionales, reducen el empleo de fungicidas. Asimismo, la oxidación avanzada de las aguas vertidas logrará regenerar el agua utilizada en los tratamientos para su posible reutilización.

Así mismo, se ha comprobado que el empleo de agua ozonizada para la limpieza de depósitos de zumo resulta tan eficaz como con el empleo de desinfectantes químicos pero empleando un menor consumo de desinfectante y de agua.

Según ha apuntado Albert Canut, técnico del Departamento de Calidad y Medioambiente de ainia centro tecnológico. “la tecnología desarrollada, contribuirá en un futuro próximo a: reducir la presencia de plaguicidas en los productos finales y en las aguas residuales; disminuir el coste por la no utilización de productos químicos, ahorrar agua y reducir la gestión de vertidos, todo ello sin perder calidad comercial del producto final y disminuyendo el impacto medioambiental”.

Ventajas utilización oxidación avanzada

El ozono es un poderoso oxidante con un efecto bactericida de amplio espectro que no genera residuos químicos dado que se degrada rápidamente para dar oxígeno, y la luz ultravioleta (UV) es un germicida que no tiene ningún efecto residual ni secundario. Por ello, La utilización de la oxidación avanzada, tiene un alto potencial para convertirse en una herramienta útil para la industria citrícola, principalmente por sus ventajas medioambientales respecto a los fungicidas químicos tradicionales empleados en los tratamientos post-cosecha o los desinfectantes tradicionales empleados en limpieza de instalaciones.

Fuente: Ainia

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario