El congreso mexicano aprueba penas de cárcel de hasta 8 años por el uso de clembuterol en la alimentación de animales.

El Congreso mexicano ha aprobado la reforma de la Ley General de Salud. Dentro de los cambios aprobados se han establecido sanciones de 1 a 8 años de prisión y una multa equivalente de 100 a 2.000 días de salario mínimo a las personas que produzcan alimentos o agua de consumo para animales que contenga sustancias tóxicas o peligrosas para la salud humana.

Dentro de la reforma se subraya la obligación de las autoridades de llevar a cabo acciones penales contra quienes produzcan carnes frescas y productos cárnicos a partir de ganado alimentado con productos betagonistas tales como el clembuterol, que pueden ocasionar intoxicaciones en los consumidores.

Fuente: Eurocarne

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario