Dinamarca introduce una tasa para reducir el uso de pesticidas.

El Ministerio danés de Medioambiente ha decidido establecer una tasa para aumentar el precio de los fitosanitarios y de esta forma, reducir su consumo. Con este impuesto se espera que el uso de fitosanitarios se reduzca en un tercio.

Con la aplicación de la tasa, algunos fitosanitarios podrían pasar de costar 8 €/ha más de 50 €/ha. Por el contrario, se promoverá que el precio de los fitosanitarios más ecológicos se abarate, para que así aumente su demanda.

Según un informe de la Universidad danesa de Aarhus, entre 2007 y 2010, la frecuencia de los tratamientos fitosanitarios aumentó en un 11% y los efectos en la naturaleza aumentaron en un 30%. Los autores del informe han desarrollado un indicador de la carga de pesticida (PBI por sus siglas en danés) que servirá de base para la determinación de la cuantía del impuesto. Este indicador deberá ser publicado anualmente. Según el Ministerio de Medio Ambiente, este indicador servirá también para que los agricultores tengan una base para poder elegir los fitosanitarios más seguros.

En Dinamarca últimamente está siendo frecuente gravar con tasas aquéllos productos sobre los que el gobierno quiere que se reduzca el consumo. En enero de 2011, el gobierno danés introdujo una tasa a la grasa para promover una dieta más saludable. Este impuesto se aplica a todos los alimentos con grasas saturadas. Afecta fundamentalmente a la mantequilla, grasas y productos lácteos con alto contenido en grasa.

En julio de 2010, introdujo una tasa a los refrescos y otros productos como helados, chocolate y dulces, con lo que su gravamen aumentó en un 25%.

Fuente: Agrodigital

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario