Detectan alta prevalencia de Anisakis en peces capturados en las aguas del norte de Marruecos.

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) han descubierto que entre los peces que se capturan en las aguas del norte de Marruecos, y que son consumidos muy frecuentemente por la población de este país, existe una alta prevalencia de Anisakis, el parásito que provoca la anisakiosis, enfermedad que se contrae por la ingestión de pescado crudo o semicrudo.

Según ha explicado la UGR, el estudio ha revelado que los jureles y estorninos (una especie similar a la caballa) capturados en el norte de Marruecos muestran altas prevalencias de Anisakis, aunque estas cifras son bajas en la musculatura. Los responsables del proyecto eligieron estos pescados porque son muy consumidos en el país y, además, una parte de la población los ingiere crudos. Los investigadores encontraron Anisakis en el 67,9% de los estorninos capturados en aguas del Atlántico y en el 57% de las especies de la aguas mediterráneas, una cantidad que en el caso del jurel es del 56,8% y un 52,8%, respectivamente.

Además, la identificación genética de las larvas recogidas en los peces y analizadas por la técnica denominada PCR-RPLF indican que la especie dominante de Anisakis es A. pegreffii, tanto en las aguas mediterráneas como en las del Atlántico del norte marroquí, mientras que la especie A. simplex s.s. está débilmente representada.

Por otra parte, la UGR ha destacado que los científicos han comprobado por primera vez que una población marroquí elegida al azar estaba sensibilizada frente alergenos de Anisakis, aunque advierten de que “las cifras de seroprevalencia son bajas, incluso en los propios pescadores que constituyen una subpoblación de riesgo”. La autora de este trabajo es Naima Abattouy, del departamento de Parasitología de la Universidad de Granada, en colaboración con los profesores Joaquina Martín Sánchez, Adela Valero López y Josefa Lozano Maldonado.

Fuente: Consumer

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario