Estudios e informes de 2011.

Menos plaguicidas en alimentos. Un reciente informe comunitario de EFSA confirma la tendencia hacia un mayor cumplimiento de la legislación sobre residuos de productos fitosanitarios, con un porcentaje superior de muestras analizadas que cumplen con los estándares de seguridad alimentaria.

Metales pesados no preocupantes en carne de vacuno. El estudio, realizado en carne de ganado vacuno criado en Castilla y León, revela que los niveles de metales pesados no son preocupantes desde el punto de vista de la salud humana y avalan la seguridad alimentaria de este producto.

Un 10% del arroz producido en China contiene niveles excesivos de cadmio. La investigación y posterior informe los han realizado una universidad china en 91 tipos de arroz procedentes de mercados de seis zonas diferentes del país.

Envases de cartón reciclado y toxicidad. Una investigación realizada por especialistas suizos y repetida en Alemania alerta sobre la posible toxicidad de los envases alimentarios elaborados con cartón reciclado por contener sustancias tóxicas, en concreto, aceites minerales procedentes de los periódicos utilizados en el reciclaje.

Café en cápsulas y mayor contenido en furano. Investigadores de la Universidad de Barcelona relacionan el contenido en furano de los cafés con el tipo de proceso empleado para su preparación. Concluyen que los preparados mediante cápsulas contienen mayor concentración de este contaminante tóxico que el resto, aunque siempre dentro de los niveles considerados seguros para la salud.

Nitratos en verduras y salud infantil. Expertos de la EFSA evalúan los posibles efectos para la salud de la exposición a nitratos de lactantes y niños a través del consumo de verduras y establecen que, aunque la lechuga no supone un riesgo para su salud, no ocurre lo mismo con las espinacas, con las que deben tomarse algunas precauciones.

Nuevas recomendaciones de consumo de alimentos para bebés, niños y embarazadas. No dar espinacas ni acelgas a los niños menores de un año y limitarlas hasta los tres, no consumir pez espada o atún rojo durante el embarazo o la lactancia y no comer la “carne oscura” de los crustáceos son algunos de los consejos facilitados por los expertos de la AESAN para reducir la exposición de grupos de riesgo a ciertos contaminantes alimentarios.

Pescado, más beneficios que riesgos. Un grupo multidisciplinar de expertos avala los beneficios derivados del consumo de pescado y marisco frente a sus posibles riesgos. Los especialistas coinciden, que en el consumo de pescados y mariscos, los beneficios priman sobre los riesgos.

Sustancias con actividad hormonal en alimentos, un riesgo emergente. La Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria establece la acción de las sustancias con actividad endocrina, es decir, productos químicos que tienen efectos sobre el conjunto de hormonas y que pueden estar presentes en los alimentos (como contaminantes), como un riesgo emergente por sus posibles consecuencias en la salud humana.

Los casos de Salmonella en la UE se reducen a la mitad. La incidencia de Salmonella en la UE se ha reducido a la mitad en los últimos cinco años, según un informe de EFSA. La tendencia es similar en el resto de zoonosis, que disminuyen en Europa como resultado de una estricta política de vigilancia y control, a diferencia de lo que sucede en Estados Unidos, donde se registra un aumento de casos.

Mejorar la eficiencia de la cadena alimentaria en la UE. Las autoridades europeas trabajan para mejorar la eficiencia de la cadena alimentaria. Para ello, proponen acciones dirigidas a los diferentes sectores, que ayuden a minimizar este despilfarro de alimentos e involucren a todos los agentes implicados. Cada europeo desperdicia alrededor de 179 kg de alimentos al año. Esto ocurre en todos los escalones de la cadena alimentaria.

Fuente: Consumer

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario