El bajo índice glucémico del champiñón favorece el retraso en el desarrollo de la diabetes.

El consumo de champiñones en animales de experimentación con diabetes tipo 1 -que no producen insulina- provoca un efecto retardante en el desarrollo de la diabetes y reduce los síntomas asociados a esa patología, como hambre, sed o pérdida de peso. Los alimentos con índice glucémico bajo son los más aconsejables para las personas que padecen diabetes porque suponen un menor aumento de la glucemia, explica la investigadora del Centro Tecnológico de Investigación del Champiñón (CTICH), Cristina Clavijo.

El índice glucémico del champiñón es tan bajo que apenas puede medirse y, para obtener esta medida, una persona debería ingerir 1,2 kilos de champiñones en menos de 10 minutos, explica Clavijo en un artículo sobre el potencial de los hongos en la dieta del diabético, que publica la revista de la Asociación Española de Cultivadores de Champiñón. Una dieta con un índice glucémico bajo se asocia a un menor riesgo de diabetes tipo 2, que es la forma más común de la diabetes porque presenta altos niveles de glucosa en sangre. También se asocia a un menor riesgo de padecer enfermedades coronarias, cáncer de mama o la combinación de estas enfermedades, añade la investigadora del CTICH.

Los hongos son un alimento con muy bajo aporte calórico, con tan solo 26-35 kilocalorías en función de la especie, y uno de los hongos con menor aporte calórico es el champiñón. Los bajos aporte calórico e índice glucémico, junto con el gran contenido en agua y considerable contenido en fibra, añade, hacen de los hongos un alimento muy interesante en muchos aspectos. Los hongos contienen gran variedad de carbohidratos y las variedades blanca y marrón de champiñón contienen el 4,5% y 4,6% del peso fresco de carbohidratos totales. En peso seco, el champiñón contiene un 60% de carbohidratos, mientras que hay algunas especies, como la “Pleurotus”, que pueden alcanzar el 81,8 %.

De acuerdo a estudios científicos, la investigadora subraya que también se ha demostrado que la fibra dietética es beneficiosa en el tratamiento de la diabetes, ya que disminuye la velocidad de absorción de los hidratos de carbono de los alimentos ingeridos, al evitar elevaciones bruscas del nivel de glucosa en sangre después de comer.

Fuente: Consumer

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario