Los residuos de envases caen al nivel de la década por la crisis pasada.

La crisis ha retrotraído en los tres últimos años la generación de residuos de envases domésticos en España a tasas anteriores al año 2000 según un estudio del Instituto para la Sostenibilidad de los Recursos (ISR) presentado hoy en Sevilla.

Este “impacto brutal” de la crisis en el consumo, según el presidente del ISR, Carlos Martínez Orgado, y la fabricación de envases más ligeros han reducido la generación de estos residuos domésticos en España a 101 gramos por habitante y día en 2010, por debajo de los 106 gramos del año 2000.

La generación de estos envases, la mayoría de productos agroalimentarios, cae desde 2007 un 12 por ciento al año, por lo que el descenso acumulado en este trienio ha anulado el crecimiento del 10 por ciento registrado de 2000 a 2007 y ha originado una reducción neta del 5 por ciento a final de 2010 con respecto al año 2000.

Los envases generados por habitante y día alcanzaron sus valores máximos en 2006 y 2007, con 118 y 177 gramos por habitante y día.
Con todo, los responsables de este estudio y de entidades de reciclado han destacado que España ha alcanzado en sólo doce años una tasa de reciclaje de envases domésticos del 65 por ciento, superior a la exigida por la UE y similar a la media europea.

Este avance se ha logrado gracias al desarrollo de sistemas de recogida y tratamiento, que genera 7.000 empleos y a los que se han adherido más de 20.000 empresas que generan el 90 por ciento de los envases ligeros de cartón, papel, plástico o vidrio.

También se ha logrado por la reducción del peso de los envases del 9 por ciento desde 2000, hasta los 22,1 gramos de media por unidad de 2010.

Martínez Orgado ha abogado por “una nueva consideración” del residuo “como un recurso” y ha destacado que el reciclado de envases de productos de alimentación y bebida supera el de otras sustancias.

El catedrático de Economía Agraria de la Universidad de Córdoba, Julio Berbel, ha valorado que en España haya hoy menos envases y de menor peso, y ha reclamado “más transparencia” y una mejor relación entre el coste y la eficacia de los sistemas de recogida y reciclaje de esos residuos domésticos.

Antonio Barrón, directivo de ECOEMBES, ha recordado que de los 24 millones de toneladas de residuos sólidos que se generan en las ciudades españoles sólo el 9 por ciento son envases de cartón y papel que gestiona esta entidad, y ha destacado que este sistema de recogida selectiva y reciclado ha permitido “cumplir ampliamente” los objetivos fijados por la UE en un tiempo récord.

Las 12.200 empresas adheridas a ECOEMBES generan un 90 por ciento de la producción total de envases ligeros de España, cuya recogida se realiza en una red de 50.000 contenedores azules y amarillos desde donde se envían a 92 plantas de clasificación, lo que supone una tasa de recogida del 66 por ciento, once puntos más que los objetivos fijados por las directivas comunitarias.

Tomás Bellas, director de Empresas Adheridas de Ecovidrio, ha subrayado que España cuenta con un contenedor de vidrio por cada 282 habitantes “una de las mayores tasas de Europa”, gracias a una inversión que en 2010 superó los cinco millones de euros.

Ha minimizado el impacto de la crisis en este sector, pues el año pasado cada español recicló 15,1 kilogramos de envases de vidrio, cifra muy similar a los 15,2 kilogramos de 2009, y ha abogado por profundizar la eficiencia del reciclado en la hostelería.

Paloma Sánchez, de la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha destacado que el reciclado de envases de estos productos y la mejora de su diseño han reducido 56.000 toneladas de estos residuos en 2009 y 2010, con un ahorro de 65 millones de euros y de 10,3 millones de toneladas equivalentes de CO2 no emitidas.

También se han ahorrado casi 12 millones de kilovatios-hora, equivalentes al consumo anual de 1,1 millones de habitantes, y 282 millones de metros cúbicos de agua, equiparables al consumo anual de 5,1 millones de euros.

Fuente: EFE

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario