El arroz puede contener elevados niveles de arsénico.

El arroz podría ser una fuente de transmisión de arsénico del medio natural a los seres humanos. Un estudio, publicado en “Proceedings of the National Academy of Sciences”, ha analizado las fuentes de exposición humana al arsénico y sus conclusiones demuestran que el arroz contiene elevados niveles de esta sustancia. Algunos estudios anteriores han relacionado su presencia en embarazadas con la mortalidad infantil, el bajo peso en recién nacidos, alteraciones en el sistema inmune y un incremento de las posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón.

La investigación, desarrollada por científicos de la Universidad de Dartmouth, se realizó entre 229 mujeres embarazadas de New Hampshire, a las que se realizó diversos análisis de orina. Las participantes fueron divididas en dos grupos, las que habían consumido arroz durante los dos días anteriores a la toma de muestras y las que no lo habían hecho. Los resultados mostraron que las 73 mujeres que ingirieron este alimento poseían 5,27 microgramos de arsénico por litro de orina, mientras que la analítica de las 156 que no lo habían hecho arrojaba 3,38 microgramos por litro.

Por ello, los autores instan a Estados Unidos y a Europa a controlar el nivel de arsénico de los alimentos. Actualmente, China ya cuenta con una regulación en la materia, por la que prohíben niveles superiores a los 0,15 microgramos de arsénico inorgánico por kilo de arroz.
El arsénico es una sustancia presente en el medio ambiente, muy común en aguas subterráneas. La preocupación por su presencia en el agua ya fue objeto de regulación, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) limitó a 10 microgramos por litro el contenido máximo permitido en el agua potable.

Fuente: Consumer

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario