Desmantelan un matadero ilegal y decomisan carne a la venta en Zamora.

La Guardia Civil de Zamora ha desmantelado un matadero y un almacén de carne ilegales y en malas condiciones higiénicas y ha decomisado en el mercado de abastos de la ciudad piezas de caza y canales de carne que eran comercializadas sin ningún tipo de control sanitario. La operación llevada a cabo por la sección del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora se ha desarrollado tras una inspección realizada en varios establecimientos cárnicos del mercado de abastos de Zamora, según ha informado en un comunicado la Guardia Civil.

En el mercado de abastos los agentes se incautaron ayer de canales de carne y piezas de caza que habían sido sacrificadas ilegalmente o eran comercializadas sin ningún tipo de control sanitario.

Posteriormente, la Guardia Civil ha realizado dos registros, uno de ellos en un domicilio en el que se localizó un matadero ilegal cuyo propietario regenta junto a su familia un puesto en el mercado de abastos.

Presuntamente, en ese matadero sacrificaba ilegalmente distintas especies de animales y los ponía a la venta en su establecimiento sin ningún tipo de control sanitario. Además, en la vivienda se encontró y fue intervenido numeroso material que servía para falsificar la procedencia de estos productos. En este matadero han sido decomisadas unas 300 piezas de carne, tanto de animales de abasto como procedentes de la caza, todas ellas listas para su venta, que estaban almacenadas junto con restos de vísceras y otro tipo de despojos. En el registro también los agentes se han incautado de una importante cantidad de dinero y diversa documentación, siempre según fuentes de la Benemérita. También fue localizado otro establecimiento donde ilegalmente se depositaban numerosos productos en pésimas condiciones de higiene, por lo que se procedió al decomiso de unas 100 piezas de carne y varias cajas con numerosos productos. En las diligencias instruidas, la Guardia Civil ha denunciado a varias personas como supuestas autoras de delitos de falsificación y contra la salud pública, delitos castigados en el Código Penal con penas de hasta cuatro años de prisión, multa e inhabilitación especial de entre seis y diez años para trabajar o regentar un comercio o una industria del sector.

Fuente: Agroinformación

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario