Desarrollan un sistema para reutilizar en la agricultura con garantías sanitarias lodos procedentes de aguas residuales.

Grupo Calcinor, NEIKER-Tecnalia y GAIKER-IK4, trabajan en el desarrollo de un sistema para reutilizar con garantías sanitarias lodos procedentes de aguas residuales. El proyecto de I+D+i (investigación, desarrollo e innovación) consiste en la aplicación de cal para higienizar los lodos de las estaciones depuradoras (EDAR) y posibilitar su uso en la agricultura con total garantía para la seguridad alimentaria.

La depuración del agua consiste en extraer la contaminación de la misma para obtener agua de igual o mejor calidad. En este proceso, que se realiza en Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales, se originan unos lodos que se rigen bajo una legislación específica. Estos también son depurados y se pueden reutilizar en el campo como abono o para compostaje.

Los lodos provenientes de la depuración de aguas residuales pueden presentar diversos tipos de patógenos causantes de enfermedades en los seres humanos -virus, bacterias (Salmonella, E. coli), protozoos y helmintos (Ascaris)- y provocar infecciones en el suelo al ser aplicados como enmienda agrícola. Es por ello que para garantizar la cadena de la seguridad alimentaria desde sus mismos inicios, resulta imprescindible higienizar el lodo antes de ser empleado, explica NEIKER-Tecnalia. Diversos estudios han demostrado que la incorporación de cal viva a los lodos puede eliminar los patógenos. En concreto, la cal favorece la creación de condiciones fisicoquímicas capaces de inhibir el proceso de degradación biológica de la materia orgánica que contienen, lo que evita la producción de malos olores.

Los resultados obtenidos por el momento en el proyecto de Grupo Calcinor, NEIKER-Tecnalia y GAIKER-IK4 muestran que el tratamiento del lodo EDAR con la cal, lo higieniza y reduce la concentración de gérmenes por debajo de los límites de detección. También estabiliza el lodo a largo plazo al evitar el proceso de descomposición de la materia orgánica presente y además, disminuye su humedad, por lo que se facilita su manejo. De este modo, “las conclusiones obtenidas hasta la fecha apuntan que este estudio permitirá aportar una solución para higienizar los lodos EDAR y que éstos puedan seguir aplicándose con totales garantías de salubridad en agricultura”, destaca NEIKER-Tecnalia.

El proyecto, iniciado en 2009 y con una duración prevista de 3 años, pretende demostrar que la aplicación de cal permite la higienización del lodo, ya sea para su posterior reutilización para la mejora de suelos a modo de enmienda agrícola higienizada, o para la regeneración de entornos degradados, sin riesgo para la salud vegetal, animal o humana.

Fuente: Consumer

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario