Casi la mitad de los zumos de naranja de los bares presentan contaminación por microbios.

Científicos de la Universidad de Valencia han analizado zumos de naranja natural preparados con las máquinas de establecimientos hosteleros y han comprobado que el 43% de las muestras superaba los límites de enterobacterias establecidos por la legislación y el 12% el límite de microorganismos aeróbicos mesófilos, según ha publicado Sinc.

Para llevar a cabo este trabajo, publicado en Food Control, el equipo ha recogido 190 lotes de naranja exprimida en diversos servicios de restauración y el mismo día ha analizado su contenido microbiológico.

Entre los datos más destacados, los expertos señalan que se ha observado la presencia de Staphylococcus aureus y especies de Salmonella en un 1 y 0,5%, respectivamente, de los lotes examinados.

Además, se ha detectado que en los zumos que se mantenían en jarras metálicas aparecen niveles “inaceptables” de enterobacterias en el 81% de los casos, y en el 13% respecto a aerobios mesófilos. Sin embargo, cuando el líquido recién exprimido se sirve en vasos de vidrio estos porcentajes se reducen al 22 y 2%, respectivamente.

Una de las autoras del estudio, Isabel Sospedra, ha indicado que, “en general, un porcentaje de los zumos de naranja se consumen inmediatamente, pero en muchos casos permanecen en jarras de acero inoxidable sin protección alguna”. “A esto hay que sumar que las máquinas expendedoras tienen una gran cantidad de superficies de contacto y muchas oquedades, permitiendo la contaminación microbiana y su posterior arrastre cuando se elabora el zumo”, ha añadido.

Así, los científicos han señalado que para asegurar la salud de los consumidores lo principal es una correcta limpieza y desinfección tanto de las máquinas exprimidoras como de las jarras donde se almacena el líquido, aunque siempre es mejor tomarlo según se produce.

Fuente: 20minutos

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario