Alcances de la Nueva Ley de Modernización de la Inocuidad.

Según datos recientes de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), aproximadamente 48 millones de personas (1 de cada 6 norteamericanos) son afectados por enfermedades transmitidas por alimentos.

De ellos 128,000 son hospitalizados y 3,000 mueren anualmente. Esta significativa carga a la salud pública es altamente prevenible.
Las enfermedades transmitidas por alimentos pueden ser fácilmente prevenidas si todos en la cadena global de alimentos actúan responsable y transparentemente en cada etapa que controla los peligros que pueden provocar una enfermedad.

Bajo la nueva Ley de Modernización de la Inocuidad de Alimentos de la FDA (FDA FSMA por sus siglas en inglés), aprobada por el Congreso de los Estados Unidos el pasado 21 de diciembre del 2010, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), tendrá nuevas herramientas para la prevención y un marco regulatorio más claro para ayudar a hacer mejoras sustanciales en su enfoque hacia la inocuidad de los alimentos.

Por ejemplo, por primera vez, la FDA tiene un mandato legislativo para requerir controles exhaustivos que reducen la contaminación de los alimentos a lo largo de toda la cadena de producción. Los controles preventivos incluyen todos los pasos que se pueden dar en una instalación de alimentos para prevenir y minimizar significativamente la posibilidad de que ocurran problemas. La nueva Ley también mejora significativamente la facultad de la FDA para controlar los millones de productos alimenticios que llegan anualmente a los Estados Unidos desde otros países.

Elementos de la FDA

Los principales elementos de la nueva Ley se pueden dividir en cinco áreas clave:

1. Controles preventivos. Por primera vez, la FDA tiene mandato legislativo para solicitar controles exhaustivos basados en la prevención a lo largo de la cadena productiva. La legislación transforma el enfoque de la FDA hacia la inocuidad de los alimentos de un sistema que a menudo respondía ante los brotes, a uno que los previene.

2. Inspección y Cumplimiento. La legislación reconoce que la inspección es un medio importante para responsabilizar a la industria en la producción de alimentos inocuos. La Ley especifica la periodicidad en que la FDA debe inspeccionar a los productores de alimentos. La FDA está comprometida a utilizar sus recursos de inspección basada en riesgo y en adoptar enfoques innovadores de inspección.

3. Inocuidad de Alimentos Importados. La FDA tiene nuevas herramientas para asegurar que los alimentos importados cumplan con los estándares de Estados Unidos y sean inocuos para sus consumidores. Por ejemplo, por primera vez, los importadores deben verificar que su suplidor extranjero tiene implementados controles preventivos adecuados para asegurar la inocuidad. La FDA puede ahora acreditar auditores externos para que certifiquen el cumplimiento de los estándares de inocuidad de los EE.UU. en los establecimientos extranjeros de alimentos que exportan sus productos a los EE.UU.

4. Respuesta. Por primera vez, la FDA tiene autoridad para exigir el retiro de productos del mercado. La FDA espera invocar esta autoridad con poca frecuencia, ya que la industria alimentaria en su gran mayoría acepta las solicitudes para retiros voluntariamente.

5. Mejoras a la colaboración. La legislación reconoce la importancia de fortalecer la colaboración existente entre todas las agencias de inocuidad de alimentos, tanto a nivel federal, como estatal, local, territorial, tribal e internacional, para lograr los objetivos de salud pública. Por ejemplo, la ley exige la capacitación de funcionarios estatales, locales, territoriales y tribales en inocuidad de alimentos.

Para construir este nuevo sistema de inocuidad de alimentos basado en la prevención se requiere de un proceso a largo plazo. El Congreso ha establecido fechas específicas de implementación en la legislación.

Algunas disposiciones serán efectivas rápidamente, tales como los retiros obligatorios de productos, mientras que otras disposiciones requieren que la FDA prepare y establezca regulaciones y documentos de orientación. La FDA está comprometida a implementar los requisitos mediante el proceso abierto que siempre ha seguido brindando la oportunidad de presentar comentarios a todos los involucrados.

Bajo esta Ley, se requiere la implementación obligatoria de controles preventivos en las instalaciones de alimentos y el cumplimiento obligatorio de estándares de inocuidad en productos frescos. La FDA está en proceso de desarrollar una propuesta de reglamento que establezca los estándares mínimos basados en conocimientos científicos para una producción y cosecha inocua de frutas y vegetales; también se harán enmiendas a temas sobre suelo y agua, salud e higiene de los trabajadores, y controles de temperatura, entre otros. Se solicitará a las instalaciones de alimentos la implementación de planes escritos de control preventivo, poder demostrar el monitoreo del desempeño de estos controles y especificar las acciones correctivas que se deben tomar cuando sea necesario.

Los consumidores de los EE.UU. disfrutan del beneficio de alimentos importados de más de 150 países. Se importa alrededor de un 15% de los alimentos consumidos incluyendo el 50 % de las frutas, el 20% de los vegetales frescos y el 80% de los mariscos. La Ley de Inocuidad de Alimentos proporciona a la FDA nuevas herramientas para asegurar que los alimentos importados cumplan con los estándares de los EE.UU. y sean más inocuos para los consumidores.

Algunas nuevas disposiciones de esta Ley hacia alimentos importados incluyen:

• Responsabilidad del importador: Los importadores deben verificar que sus suplidores extranjeros tengan implementadas las medidas preventivas adecuadas para asegurar la inocuidad.
• Certificación por terceros: La FDA tendrá la capacidad de acreditar a auditores externos calificados para que certifiquen el cumplimiento de los estándares en las empresas extranjeras de alimentos que exportan a los EE.UU.
• Alimentos de alto riesgo: La FDA posee ahora la autoridad para solicitar que alimentos importados de alto riesgo vengan acompañados de una certificación externa como condición para su admisión al país.
• Recursos adicionales: Al aumentarse las labores de inspección, recursos adicionales estarán dirigidos hacia inspecciones en el exterior.
• Rechazo a una inspección: La FDA posee ahora la autoridad para negar la entrada al país de alimentos provenientes de países o instalaciones que han rehusado una inspección por parte de funcionarios de los EE.UU.

La FDA sostendrá reuniones sobre la nueva legislación con sus colegas en las embajadas en Washington e informar a la Organización Mundial del Comercio sobre los alcances de la nueva legislación.

Fuente: IAlimentos

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario