Paraguay reconoce fallos en la vacunación de su ganado vacuno frente a la fiebre aftosa.

Paraguay ha admitido que el ganado de la hacienda Santa Elena donde se localizó el foco de fiebre aftosa que cerró su mercado de exportaciones no fue vacunado durante la anterior campaña de vacunación.

El brote, localizado a mediados del pasado mes de septiembre, afectó a un lote de ganado que no fue vacunado en la última campaña de vacunación, realizada entre el 15 de julio y el 30 de agosto. Esta campaña se amplió otros 15 días y durante dicho periodo el ganado de la finca afectada enfermó.

El presidente del Senacsa, Daniel Rojas, ha manifestado que es obligación del propietario, vacunar a sus animales y el gobierno debe vigilar y garantizar que la vacunación es efectiva. Pese a esto, el propietario aseguró al Senacsa que había vacunado a los animales y una auditoría realizada posteriormente mostró que no fue así. Ante esto, el Senacsa anuncia que va a cambiar el sistema de vacunado de cara al futuro.

Fuente: Eurocarne

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario