La OMC dictamina sobre el etiquetado obligatorio de las carnes de EEUU.

El Panel de expertos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha dictaminado en torno a las reclamaciones interpuestas por Canadá y México sobre la ley de EEUU en relación con el etiquetado obligatorio del origen de las carnes (conocido como COOL por sus siglas en inglés, sistema que se aplica a varios productos alimentarios, ente ellos, las carnes).

El Panel ha determinado que la medida COOL es un reglamento técnico incompatible con las obligaciones que incumben a los Estados Unidos en el marco de la OMC. En particular, el Panel ha constatado que el COOL proporciona un trato menos favorable al ganado porcino y bovino importado de Canadá y México que al de EEUU. Asimismo, el Panel señala que el COOL no cumple su objetivo de proporcionar a los consumidores información sobre el origen.

Las administraciones de Canadá y México han recibido con agrado este dictamen, mientras que el gobierno de Obama está estudiando una posible apelación de a esta decisión.

El caso se inició en abril de 2009, cuando Canadá presentó una queja formal en la OMC, alegando que el COOL está imponiendo unos costes extras a las industrias cárnicas que utilizan animales de Canadá, creando restricciones comerciales indebidas que van en perjuicio de las exportaciones canadienses. México también interpuso una queja formal y Argentina, Australia, Brasil, China, Colombia, Unión Europea, Guatemala, India, República de Corea, Nueva Zelanda, Perú y Taipei Chino se han unido como terceras partes.

El COOL, que entró en vigor en EEUU el 1 de octubre de 2008, tiene como fin conseguir una identificación y trazabilidad de animales y carnes de manera obligatoria. Desde su entrada en vigor, las exportaciones canadienses de terneros y lechones para su cebo y posterior sacrificio en EEUU se han visto seriamente reducidas.

El motivo de esta reducción es que con el COOL, cebaderos y mataderos de EEUU se han visto obligados a tener que segregar los terneros y cerdos procedentes de Canadá. Para muchos, esta medida supone una difícil y costosa gestión, por lo que han optado por cebar y sacrificar solamente animales nacidos en EEUU. Asimismo, el ganado procedente de Canadá se ha visto obligado a aportar mucha más documentación sobre su procedencia y además, el ganado vacuno debe de llevar un crotal asegurando que el animal está libre de EEB.

Fuente: Agrodigital

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario