Un proyecto europeo desarrollará envases que retrasen la fecha de caducidad de los alimentos.

El objetivo es que también protejan a los productos alimenticios de gérmenes y bacterias.

Un proyecto de investigación europeo, que cuenta con la participación del Centro Tecnológico del Plástico (Andaltec), desarrollará envases sostenibles e inteligentes que retrasen la fecha de caducidad de los alimentos e incluso que los protejan de gérmenes y bacterias.

Este proyecto, denominado Susfoflex, está liderado por la Universidad de Oulu (Finlandia) y cuenta con la participación de 14 organizaciones de varias nacionalidades dentro del VII Programa Marco, el principal programa de financiación de la I+D, según ha informado Andaltec.

Los envases, en los que se usarán nuevas técnicas de impresión y de nanomateriales, también portarán sensores que, a través de un código de colores, indicarán si el alimento está en perfectas condiciones o si ha empezado a estropearse. Este mecanismo es “mucho más efectivo y fiable que la tradicional fecha de caducidad impresa en el envase para saber si un alimento se encuentra realmente en buenas condiciones para ser consumido”, señaló el director de proyectos I+D de Andaltec, Daniel Aguilera. “Se trata de aportar al mercado una tecnología innovadora y atractiva que proporcione a los colaboradores que forman parte del consorcio nuevos productos con grandes posibilidades de comercialización”, añadió Aguilera.

Fuente: Consumer

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario