La Comisión aprueba cuatro nuevas medidas para reducir el riesgo de contaminación por dioxinas en alimentos y piensos.

El Comité Permanente de la Cadena Alimentaria de la UE ha dado el visto bueno a una propuesta de la Comisión Europea que incluye, entre otras, cuatro medidas para reducir el riesgo de contaminación por dioxinas en alimentos y piensos, que se prevé que estén implementadas para la mitad del próximo año. Dichas medidas son:

– La empresas de alimentación animal que procesen aceites vegetales crudos, productos manufacturaos derivados de aceites de origen vegetal y mezcla de grasas, no solo tendrán que ser registrados, sin también aprobados por la autoridad competente.

– Las grasas usadas para los piensos y alimentos tendrán que ser estrictamente segregados durante la producción y el transporte de las grasas destinadas a usos industriales. Además, en el etiquetado de estos productos debe mencionarse explícitamente cual es su uso.

– Se introducirá un plan armonizado a nivel de la UE con análisis mínimos obligatorios para dioxinas, dependiendo del riesgo de los productos. Los análisis se centrarán en los productos de riesgo en el momento de su entrada en la cadena de producción de piensos, de modo que se asegure el uso eficiente de los recursos. De esta forma, se facilitará la detección de los casos que no cumplan y se reforzará la normativa de alimentación animal, reduciendo la entrada de contaminantes en la cadena alimentaria y la exposición de los consumidores. Además, los resultados de los test sobre la prevalencia de las dioxinas permitirá a los operadores de negocios de alimentación animal mejorar los sistemas HACCP.

– Todos los laboratorios están obligados a notificar directamente a las autoridades competentes si detectan cantidades excesivas de dioxinas.

La contaminación de piensos por dioxinas en Alemania a principios de este año fue el desencadenante del desarrollo de estas medidas.

Fuente: Agrodigital

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario