Etiquetado del vino: la EFSA dictamina desfavorablemente sobre la ovoalbúmina.

La utilización de ovoalbúmina en la clarificación de vinos puede provocar efectos indeseables en los consumidores sensibles, según el dictamen que ha emitido el grupo científico de alergénicos de la Autoridad Europea de Seguridad de los Alimentos (EFSA).

Este dictamen negativo puede tener repercusiones importantes en la prórroga actual de la derogación de no tener que indicar el uso de estas sustancias en el etiquetado. La prórroga se concedió para esperar al dictamen de la EFSA y visto el resultado de dicho dictamen es cuestionable que se pudieran aplicar nuevas prórrogas de la misma.

El Consejo de Ministros de Agricultura en diciembre pasado dio su visto bueno a un reglamento de la Comisión sobre la indicación de caseínas y albúminas en el etiquetado de los vinos, según el cual se permitía prorrogar hasta el 30 de junio de 2012 la exención de indicación de estas sustancias en el etiquetado para vinos colocados en el mercado o etiquetados antes de esa fecha y hasta que se agoten las existencias.

De acuerdo con la legislación actualmente en vigor, desde el próximo 1 de enero de 2011, las botellas de vino deben indicar en su etiquetado, la posible presencia de residuos de albúminas y caseínas, ante sus potenciales efectos alergénicos. Estas dos sustancias han sido tradicionalmente utilizadas para el filtrado del vino.

Fuente: Agrodigital

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario