La UE financia un nuevo proyecto de investigación para hacer frente a amenazas epidémicas imprevistas, tales como la E. coli.

La Comisión Europea ha decidido dedicar otros 12 millones de euros del Programa Marco de Investigación de la UE a reforzar la capacidad de Europa para hacer frente a patógenos tales como la bacteria virulenta Escherichia coli (E.coli), que ha contaminado recientemente a casi 4 000 personas y matado a 46. Un consorcio transfronterizo denominado ANTIGONE iniciará este otoño su labor de investigación con el fin de lograr una descripción científica lo más completa posible de la nueva cepa E. coli, a la que se dedicará específicamente un importe de unos 2,1 millones de euros, y de una serie de patógenos virulentos que pueden suponer una amenaza para la salud humana. A través de un mejor conocimiento de estos patógenos, los científicos pueden seguir desarrollando distintas formas de tratarlos; la investigación se centrará en los distintos modos de prevenir futuras epidemias y de hacer frente a nuevos brotes. El consorcio colaborará estrechamente con PREDEMICS, otro proyecto anteriormente seleccionado para su financiación.

Máire Geoghegan-Quinn, Comisaria europea de Investigación, Innovación y Ciencia, ha declarado lo siguiente: «Nuestra política debe concentrar la financiación de la UE en materia de investigación e innovación en las cuestiones más importantes para los europeos y, evidentemente, la salud es la más importante. Por eso me congratulo de que hayamos podido dedicar esta financiación adicional a reforzar la capacidad de Europa para identificar los brotes epidémicos y hacer frente a los mismos.».

Está previsto que participen actualmente en ANTIGONE (Anticipating the Global Onset of Novel Epidemics – anticipación de la aparición de nuevas epidemias a escala mundial) 14 socios de siete países. El proyecto permitirá reunir conocimientos específicos sobre una amplia gama de virus y bacterias, incluida Escherichia coli productora de toxina shiga (ECTS).

ANTIGONE recopilará los conocimientos y aunará los recursos necesarios para contribuir a identificar, estudiar y prevenir nuevas amenazas epidémicas imprevistas, así como luchar contra las mismas. Concretamente, el proyecto tiene como objetivo determinar los factores que propician el que estos patógenos bacterianos y virales procedentes de animales crucen la barrera entre las especies y se transmitan a los humanos. Cuando aparezcan enfermedades nuevas y desconocidas, ANTIGONE permitirá llevar a cabo y coordinar el análisis de las bacterias o de los virus causantes de la enfermedad y de la epidemiología de ésta y su modo de transmisión. El proyecto tratará asimismo de identificar posibles modos de erradicar la enfermedad y de sacar conclusiones que posiblemente ayuden a prevenir amenazas en el futuro.

Alemania ha sufrido en los últimos meses uno de los mayores brotes de síndrome hemolítico urémico y diarrea hemorrágica causados por Escherichia coli enterohemorrágica, también denominada Escherichia coli productora de toxina shiga (ECTS). Los datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades actualizados el 27 de julio apuntan a 46 personas fallecidas a causa de la ECTS, 45 de ellas en Alemania.

La Dirección General de Salud y Consumidores (DG SANCO) de la Comisión activó inmediatamente el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos y el sistema de alerta precoz y respuesta. Estas redes se encargaron de la rápida difusión de información en toda la UE sobre posibles fuentes alimenticias y casos humanos.

La Dirección General de Investigación e Innovación cuenta con un largo historial de proyectos de investigación de alta calidad que permiten diseñar los instrumentos científicos necesarios para hacer frente a nuevas epidemias.

La dotación global para investigación sobre nuevas epidemias, con un presupuesto muy superior a 170 millones de euros en el 7PM (2007-2013), incluye tareas destinadas a mejorar la capacidad para detectar nuevos virus desconocidos (proyecto EMPERIE), desarrollar fármacos contra cualquier virus (proyecto SILVER) y limitar la propagación de varias enfermedades nuevas transmitidas por vectores (proyecto EDENext), tales como la fiebre del Nilo occidental, el dengue, la fiebre de chikungunya, etc.

La Comisión Europea había financiado anteriormente trabajos de investigación sobre la E. coli enterohemorrágica patógena, principalmente desde el punto de vista de la seguridad de los alimentos y del agua.

Dos propuestas presentadas recientemente a la Comisión en respuesta a una convocatoria de propuestas (invitación a presentar ofertas para su financiación) en relación con la investigación de epidemias han sido evaluadas con excelentes resultados. La primera de ellas es la propuesta PREDEMICS: preparación, predicción y prevención de nuevos virus zoonóticos con potencial pandémico, a través de planteamientos multidisciplinarios. Este proyecto se centra en cuatro grupos de virus con potencial epidémico en Europa: la gripe, la hepatitis E, la rabia, las enfermedades causadas por lisavirus relacionados con la rabia y las infecciones causadas por el virus de la encefalitis japonesa o el virus del Nilo occidental.

Gracias a la asignación, a la luz de los acontecimientos recientes, de otros 12 millones de euros de financiación de la UE a este campo de investigación, el proyecto ANTIGONE puede beneficiarse ya de financiación. Dicho proyecto integrará tareas de investigación sobre ECTS y sobre otras bacterias y virus, tales como la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, el Ébola, el síndrome respiratorio agudo severo, la peste, la fiebre Q, etc.

El proyecto incluirá también una cláusula de flexibilidad que permitirá hacer frente rápidamente a cualquier futura amenaza imprevista de epidemia humana sin que la Comisión tenga que publicar una nueva convocatoria de propuestas.

Los proyectos ANTIGONE y PREDEMICS colaborarán estrechamente.

Fuente: Comisión Europea

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario