La Comisión Europea revisará el nivel de mercurio en pescados y mariscos.

La Comisión Europea ha solicitado a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) que actualice su evaluación sobre el riesgo para la salud de la presencia de mercurio en algunos pescados y mariscos. En una respuesta a la europarlamentaria del PNV, Izaskun Bilbao, el comisario de Salud y Consumo de la CE, John Dalli, ha anunciado la revisión de los riesgos asociados a la presencia de ese metal en productos de la pesca, al tiempo que reconoce que el margen para lograr su reducción es “escaso”.

A principios de verano, después de que saltara la alarma por la presencia de niveles de mercurio por encima de los límites máximos en algunos pescados (marrajo, pez espada o emperador, atún rojo, tintorera y lucio), la eurodiputada Izaskun Bilbao preguntó a la Comisión Europea por su conocimiento de esta contaminación alimentaria y por las recomendaciones de consumo realizadas por las autoridades españolas. Ahora, el comisario Dalli le responde que la presencia de mercurio -“principalmente en su forma orgánica más tóxica, el metilmercurio”- en algunos peces es un problema conocido.

Reconoce que las conclusiones alcanzadas por las autoridades españolas y que llevaron a desaconsejar el consumo por parte de mujeres embarazadas y en periodo de lactancia y niños menores de tres años de algunas especies, “no sorprenden”. Y recuerda que para limitar la exposición humana al mercurio, la CE estableció en 2006 los niveles máximos para los productos de pesca y la carne de pescado.

En su respuesta a Izaskun Bilbao, Dalli indica que “dado que el margen para seguir reduciendo los niveles máximos en el pescado es muy escaso, en 2008 la Comisión publicó una nota informativa sobre el metilmercurio. Dicha nota contiene algunos elementos que los Estados miembros podrían utilizar para dar recomendaciones específicas a los consumidores a nivel nacional”. Además, la Comisión encargará a la agencia de Seguridad Alimentaria que actualice la evaluación del riesgo del metilmercurio y solicitará a las autoridades competentes de los Estados miembros que envíen los datos más recientes de que dispongan sobre el metilmercurio en el pescado y el marisco.

La alarma que dio origen a la pregunta de la eurodiputada vasca se produjo a primeros del pasado mes de julio cuando la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) hizo pública una recomendación para que las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, y los menores de tres años evitaran el consumo de pez espada, tiburón, atún rojo y lucio. Asimismo, para niños de 3 a 12 años se aconsejaba limitar la ingesta de estos pescados a 50 gramos a la semana, o a 100 gramos en dos semanas.

Detrás de esta advertencia de la Agencia de Seguridad Alimentaria también había cierta polémica, ya que la organización ecologista Oceana denunció que las autoridades estatales conocían desde hace varios años un informe del Instituto Español de Oceanografía que detallaba el hallazgo de una concentración de mercurio muy superior a la permitida en varias especies pesqueras de consumo. El informe se etiquetó como “confidencial” y tardó varios años en ser conocido.

Fuente: Deia

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario