La Comisión Europea hace público un informe sobre la importancia de flexibilizar la aplicación de las normas de higiene alimentaria.

La Oficina de la Alimentación y Veterinaria de la UE (FVO por sus siglas en inglés) ha llevado a cabo diversas misiones en seis Estados miembros (Alemania, Reino Unido, España, Austria, Finlandia y la República Checa), entre noviembre de 2009 y marzo de 2010 con el fin de analizar cómo se estaban aplicando las normas en materia de higiene alimentaria dentro de pequeños establecimientos dedicados al sacrificio y a la elaboración de productos cárnicos.

Los expertos de la FVO, que es el servicio europeo encargado de realizar misiones de inspección, tanto dentro como fuera de la UE, encontraron que la flexibilidad que otorgan las disposiciones, en relación con las estructuras, el diseño y equipamiento de las industrias alimentarias así como las prácticas operativas y en los controles, no están siendo utilizadas dentro de los Estados miembros analizados.

Esto, según el informe de la Comisión, esta teniendo efectos negativos para las empresas alimentarias de estos países.

El informe concluye que hay algunos Estados miembros más flexibles en las exigencias a los pequeños establecimientos que otros. Entre las recomendaciones del informe está la de introducir más medidas a nivel nacional que conduzcan a la flexiblidad en la aplicación de las normas de higiene alimentaria así como documentarlas cuando se apliquen de forma individual en los establecimientos.

FUENTE: Eurocarne

Este informe lo podrás encontrar en la sección de monografías de nuestra web o pinchando aquí.

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario