Etiquetado que cambia de color según la frescura del producto.

Una empresa británica ha patentado un etiquetado revolucionario que informa de la frescura del producto. El etiquetado se activa cuando el producto se abre y va cambiando de color según el producto va siendo menos fresco y se va estropeando. Cuando el etiquetado es de color verde significa que el producto está en su mejor momento para su consumo.

Cuando se vuelve ámbar, es porque se aproxima la fecha de “consumir mejor antes de” y cuando el producto se ha estropeado, se torna totalmente rojo.

Inicialmente, este etiquetado estaba diseñado para su colocación en productos frescos, pero ahora se ha adaptado para que se puedan usar en jarras, botellas y paquetes.

La tecnología usada se basa en tiras indicadoras que cambian de color según se modifique el pH y en unas enzimas añadidas que empiezan a reaccionar cuando se el producto se abre. Los productos que generan la reacción de enzimas producen un cambio en el pH del medio y por tanto, en el color del etiquetado. La velocidad de reacción de las enzimas depende directamente del tiempo transcurrido y de la temperatura a la que está el producto, de modo a mayor tiempo transcurrido y a temperaturas más altas, se produce más reacción y por tanto, más cambio de pH, que provoca que el color cambie más rápidamente.

Estos etiquetados que cuentan con la tecnología patentada Oli-Tech empezarán a usarse en la venta minorista a principios de 2012.

Los impulsores de este innovador etiquetado piensan que ayudará a reducir las ingentes cantidades de productos que se tiran sin ser consumidos por haber perdido su frescura.

Fuente: Agrodigital

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario