Descartan la relación entre el consumo de jamón y la toxoplasmosis.

Según el gerente del Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico, Juan Carlos Racero, se puede descartar, a priori, teniendo en cuenta los primeros resultados de esta investigación, la relación entre el consumo de jamón y la toxoplasmosis.

No existen evidencias científicas que relacionen el consumo de jamón curado, blanco o ibérico con la transmisión del toxoplasma, según el avance de resultados de un estudio que están realizando investigadores del Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (Teica) de Cortegana (Huelva). Dicho estudio, que se viene realizando desde 2009, trata de arrojar luz sobre la presencia de toxoplasmosis en jamones curados y su potencial infección en mujeres gestantes.

Según el gerente de Teica, Juan Carlos Racero, se puede descartar, a priori, teniendo en cuenta los primeros resultados de esta investigación, la relación entre el consumo de jamón y la toxoplasmosis.

Teica trabaja conjuntamente con la Universidad de Granada y el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet) de la Universidad Complutense de Madrid con el objeto de ofrecer a las autoridades sanitarias evidencias científicas que demuestran que un adecuado tiempo de curación, con correcto salado y unas temperaturas adecuadas en el proceso de elaboración de los jamones españoles hacen inviable la presencia de este parásito.

Teica forma parte de la Red de Centros Tecnológicos de Andalucía que en la provincia cuenta con otras unidades como el Parque Científico y Tecnológico de Huelva (PCTH) en Aljaraque, el Centro Tecnológico de la Agroindustria (Adesva) en Lepe y el Centro Tecnológico del Sector Pesquero Garum en Isla Cristina.

Fuente: EFEAGRO

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario