Rusia elimina las restricciones a los productos hortofrutícolas españoles.

Los productores, aunque están satisfechos porque finalmente se levante el veto, denuncian que esta medida llega tarde por las grandes pérdidas.

A pesar de que los mercados rusos abrieron ayer sus puertas a los productos agrícolas europeos y por tanto, a los murcianos después de varios meses con grandes restricciones, los agricultores de la Región continúan denunciando que no han recibido ninguna compensación económica por las pérdidas ocasionadas por la mala gestión de la crisis del pepino. «Estamos registrando caídas del consumo superiores al treinta por ciento en estas fechas, ya no hablo de hace semanas cuyas pérdidas fueron muy superiores», aseguró el presidente de la asociación hortofrutícola Proexport, Juan Marín, quien además resaltó que «aún estamos en vías de normalización».Y es que, aunque los agricultores murcianos y, en general los productores españoles, demostraron que sus plantaciones agrícolas no contenían la bacteria E.coli, el mercado ruso estableció duras medidas que el campo murciano ha tenido que ir superando para poder vender en este país.

«Rusia es el primer importador de la Unión Europea de frutas, hortalizas y fruta de hueso, por lo que es muy importante para la agricultura murciana, pero el daño ya está causado», afirmó Marín. Hasta ahora, los productos españoles tenían que pasar grandes controles para llegar hasta el mercado ruso, una medida que desde Proexport se considera exagerada, «un sistema diabólico, porque nos obligaba a aportar análisis microbiológicos para cada uno de los contenedores que mandábamos al destino, así como probar que no teníamos trazas de la bacteria E.coli, cuando ya habíamos probado que el germen no estaba en las plantaciones murcianas».No obstante, los agricultores de la Región de Murcia continúan poniendo todo su esfuerzo para alcanzar el grado de confianza que tenían los productos murcianos, antes de la crisis del pepino. Por ello, las asociaciones y organizaciones agrarias reclaman que se lance una campaña muy intensa en Alemania, así como en el resto de países europeos. Por su parte, Asaja reclamó ayer una «mayor vertebración» en el sector agrario de la Comunidad para superar la crisis.

Al respecto, el secretario general de la organización agraria, Alfonso Gálvez, añadió que «ante la crisis, es necesario que se lleve a cabo una mayor ordenación de la oferta del sector agroalimentario de la Comunidad». Además, Gálvez resaltó que «la bajada en el consumo de frutas y hortalizas es una cuestión preocupante», razón por la que consideró que se deben «tomar cartas en el asunto y empezar a proporcionar nuestras frutas y hortalizas a través de una campaña que sea eficiente».Asimismo, los agricultores murcianos consideran que las ayudas que Bruselas le ha proporcionado a España, son insuficientes para tapar los daños que ha sufrido la Región de Murcia, una cifra que podría superar los cien millones de euros.

Fuente: INFORLON

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario