Solo un 11% de los españoles conoce el contenido en sal de los alimentos

El dato resulta preocupante, sobre todo, en el caso de los pacientes hipertensos

Tan solo un 11% de la población se preocupa y conoce el contenido en sal de los alimentos, tal como se desprende de una encuesta presentada en el 31º Congreso de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), celebrado del 8 al 10 de junio en el Palacio de Congresos de Zaragoza. El estudio se realizó en Aragón a 140 personas que acudieron a la consulta de Atención Primaria, con una media de edad de 61 años. De los participantes, 53 eran hipertensos.

“Este dato es especialmente preocupante, sobre todo en el caso de los pacientes hipertensos, ya que uno de los pilares fundamentales del tratamiento es el seguimiento de una dieta baja en sal. También a las personas con riesgo de desarrollar hipertensión se les podría recomendar evitar un consumo excesivo de sal para prevenir su aparición”, afirmó el coordinador del Grupo de Hipertensión de semFYC, Luis Vara. En ambas situaciones, terapéutica y preventiva, es clave el papel educativo que puede desempeñar el médico de familia, apuntó.

La encuesta tenía como objetivo conocer el grado de conocimiento de la población que pasa por el centro de salud sobre el contenido de sal de los alimentos. Además, se preguntó acerca de los condimentos para sustituirla y de los riesgos que puede tener para la salud un consumo excesivo. En general, según los datos, las mujeres son más conocedoras de que existen otros condimentos para sustituir la sal, aunque no se observaron diferencias con los que eran hipertensos.

“Probablemente, esto se deba a que las mujeres son las que se encargan más frecuentemente de preparar las comidas en el ámbito doméstico y porque, en general, se interesan más por las cuestiones relacionadas con la salud”, comentó Vara.

Otro dato llamativo es que solo un 3% es consciente de los riesgos de tomar sal en hipertensos y de nuevo son las mujeres quienes están más informadas de ello. También se analizó el consumo de alimentos envasados y la lectura de las etiquetas, de lo que resultó que los pacientes con hipertensión arterial consumen menos alimentos de este tipo. “Seguramente el consejo que se da a los pacientes sobre disminuir el consumo de alimentos procesados haya influido en este resultado”, señaló el coordinador del Grupo de Hipertensión de semFYC.

Vara recordó que, en general, se recomienda que su alimentación se base en el consumo preferente de verduras, hortalizas, fruta, leche y productos lácteos con un bajo contenido en grasa, y se limite el consumo de grasas saturadas, colesterol y sal. Este plan incluye también cereales, legumbres, pescados, aves y frutos secos, y recomienda limitar el consumo de carne roja, dulces y bebidas azucaradas.

Fuente: Consumer

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario