Los brotes de soja vuelven a ser los culpables de la contaminación por E. Coli en Alemania.

Finalmente parece ser que los brotes de soja son los culpables de la contaminación de E. Coli en Alemania, la cual ha provocado que unas 3.100 personas cayeran enfermas y 31 murieran. El pasado 5 de junio las autoridades alemanas del läder de Baja Sajonia anunciaron que el foco de la contaminación se había detectado en brotes de soja de una explotación hortícola ecológica cercana a Hamburgo. Al día siguiente, las autoridades descartaron este origen.

El viernes pasado, el presidente del Instituto Robert Koch, Reinhard Burger, órgano asesor del Ministerio de Sanidad Alemán, anunció que el origen del foco eran brotes de soja de una explotación ecológica del länder de Baja Sajonia. El instituto, junto con otros dos grupos gubernamentales, hicieron la trazabilidad desde el cluster de enfermos a 26 cafetería y restaurantes que se abastecían de brotes del mismo productor.

En los últimos años, los brotes han sido responsables de bastantes contaminaciones alimentarías en EEUU y de una caso muy grave en Japón en 1996, que afectó a más de 9.000 personas. Según los expertos, la bacteria se pega muy bien a las semillas que luego van a germinar en brotes. Inicialmente permanecen en estado latente pero cuando las semillas se ponen en agua para germinar, la bacteria inIcia una frenética reproducción.

Antes de que se señalaran los brotes de soja como responsables de la contaminación, la administración alemana acusó injustamente a los pepinos, tomates y lechugas españolas. El Instituto Roberto Koch, incluso ha estado recomendado que no se consumieran estas hortalizas incluso después de confirmarse que no eran responsables de ninguna contaminación. Afortunadamente, el Instituto eliminó esta recomendación el viernes pasado.

Fuente: AGRODIGITAL

Escrito por

No existen comentarios todavía.

Deja tu comentario